21 de Julio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Oriol JUnqueras y Carles Puigdemont
Oriol JUnqueras y Carles Puigdemont

Los líderes independentistas ponen por escrito su apuesta por la vía unilateral

El secesionismo catalán no piensa renunciar al incedio constante para conseguir la independencia, al margen de las estrategias de Junqueras para facilitar los indultos.

| Yolanda Lorenzo España

El separatismo no piensa renunciar a la vía unilateral. Por mucho que Junqueras así lo haya anunciado, la realidad es otra. Los líderes independentistas ya han plantado por escrito que es una de las vías a seguir para alcanzar su objetivo, la autodeterminación y la ruptura con España.

Así queda plasmado en la 'Hoja de ruta' aprobada por la Asamblea Nacional Catalana, la entidad antes presidida por Jordi Sánchez, uno de los condenados por el procés y que sigue al dictado las pautas marcadas por el expresidente fugado, Carles Puigdemont.

El desafío no figura solo en los papeles incautados por la Guardia Civil a un exconsejero de ERC: también es la línea oficial de algunos de los más poderosos grupos de presión independentista.

 La ANC, en su asamblea ordinaria ha aprobado su plan independentista, que marca los ejes básicos de la estrategia política que "debe marcar los pasos básicos a seguir por la entidad con el fin de hacer efectiva la independencia durante esta legislatura".

En ella, el primer punto no es más que la "vía unilateral" que, según los secesionistas, debe ser "entendida como el desafío constante en España, como única vía posible para alcanzar la plena libertad".

De hecho, la ANC, próxima a Junts, se ha propuesto trabajar para concretar junto al resto de fuerzas soberanistas, "una estrategia compartida y que sea puesta en práctica", por lo que presionarán para evitar "desvíos" de dicha estrategia, como consideran las palabras de Junqueras.

La ANC "trabaja y trabajará para generar consensos entre los principales actores independentistas y definir los pasos compartidos en todos los ámbitos de actuación relevantes y necesarios"

Así, insisten en que la Asamblea "trabaja y trabajará para generar consensos entre los principales actores independentistas y definir los pasos compartidos en todos los ámbitos de actuación relevantes y necesarios -institucional y sociales- para culminar la independencia de Cataluña".

Estos pasos que pretenden dar, los articulan en tres ejes de acción, "el popular, la institucional y la acción exterior". Quieren conseguir un mayor apoyo de la ciudadanía. Emporderarla, dicen, para convertirse en la asociación líder del movimiento independentista y así "vertebrar el movimiento popular y hacerlo más sólido y cohesionado", con el objetivo de que sean los propios catalanes los que presionen y caminen hacia esa vía unilateral.

 

Además, siguen con su intención de "internacionalizar" la situación catalana, profundizando en la creación de una "red de paradiplomacia internacional", algo que ya anunciaron desde la propia Generalitat, colocando a una de las fieles a Puigdemont como consejera de Acción Exterior, Victoria Alsina.

Puigdemont como Josep Tarradellas

De hecho, Alsina ya anunció que una de sus prioridades era llevar a cabo una "política exterior de Estado", colocando al expresident en un papel fundamental. "Somos un país pequeño, y hay que aprovechar todas las herramientas de conexión en el mundo para explicar que pasa. En su momento Josep Tarradellas tuvo un rol clave, y Puigdemont por supuesto que tendrá un rol activo durante los próximos años", sostuvo.

De esta manera, la carta de Oriol Junqueras renunciando a la vía unilateral no es más que una excusa facilitada por el separatismo para seguir avanzando hacia su ruptura del Estado, ya que el resto de organizaciones siguen apstando por esa vía, el desafío constante a España como única forma de acabar con él

Es, en definitiva, el único motivo que necesitaba Sánchez para conceder los indultos a los presos condenados evitar una nueva rebelión independentista que le expulse de la Moncloa, porque aunque ERC baje el tono para beneficiar a su líder, los independentistas siempre han tenido en mente incendiar las calles para conseguir una Cataluña independiente.