| 28 de Noviembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz
La vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz

Díaz da por amortizado a Podemos y retoma su proyecto alentada por Sánchez

La vicepresidenta ha anunciado que en pocos días retomará su proyecto de construir una plataforma que aglutine a la izquierda.

| Andrea Jiménez España

El tablero de la izquierda se mueve. Yolanda Díaz vuelve a poner en marcha su proyecto "de escucha" para conformar una plataforma, sin nombre ni nombres, pero que da por amortizado a Podemos, marcando el paso que ya dictó este lunes el propio presidente del Gobierno. Pedro Sánchez dejó claro que las alternativas electorales pasan por un gobierno de PP y Vox u otro conformado por el PSOE "con lo que representa el espacio de Yolanda Díaz", acabando con la marca morada. 

Así, espoleada por el propio Sánchez, la vicepresidenta segunda ha sentenciado que "el presidente tiene razón" y ha anunciado que "en pocos días" va a retomar el proyecto que interrumpió, según ha dicho, por la crisis económica, dando por acabado a la formación fundada por Pablo Iglesias.

"Estoy deseando esta conversación abierta con la sociedad española", ha señalado en una entrevista en TVE, donde ha añadido que trabajará "colaborando y dando un mensaje de ánimo a toda esa gente que sabe que Feijóo es el pasado".

De hecho, las constantes apelaciones de Díaz a las palabras de Sánchez dejan claro que el fin de los morados ha llegado, pero también suponen un punto de ruptura con el ansiado 'sorpasso' con el que siempre soñó Iglesias, ya que los números ya no salen y la ministra está dispuesta a ser, sin remilgos, la muleta que necesita el PSOE para seguir en La Moncloa.

Sánchez necesita a Yolanda Díaz para seguir en Moncloa

Sánchez sabe que es vital sumar los apoyos a la izquierda del PSOE que congrega la vicepresidenta, aunque ella siempre ha asegurado que quería enchanchar ese espacio, incluso arrastrando a su lado a los votantes socialistas descontentos, pero no parece que se vaya a desatar una guerra entre ellos.

Mientras tanto, las aguas de Podemos caminan revueltas. La decisión de Sánchez de enviar armas a Ucrania supuso un antes y un después entre los ministros morados, después de que Díaz fuera la única que se posicionó al lado de Sánchez. No en vano, se ha excluido del manifiesto firmado por líderes de la izquierda en contra de la guerra en el que sí ha estampado su firma la secretaria general de Podemos, Ione Belarra

Podemos pretende maquillar las tensiones en el seno de la formación y zanja que la candidata del partido será Yolanda Díaz, aunque ella se resiste

La versión oficial que sostienen los morados es que su cabeza de lista es Yolanda Díaz, aunque ella no quiere denominarse así, tal y como dejó claro este lunes la portavoz del partido Isa Serra tras las declaraciones del presidente.

"Yolanda Díaz es nuestra candidata y nos parece absolutamente normal esa referencia", sentenció restando importancia al ninguneo presidencial, pero a quien marca el paso de Podemos desde sus altavoces mediáticos, Pablo Iglesias, no le gustó demasiado la afirmación de Sánchez.

De hecho, en un cruce de mensaje en las redes sociales, Susanna Griso señalaba que Iglesias se había "molestado porque el presidente no cita a Unidas Podemos y solo habla del espacio de Yolanda Díaz", a lo que el fundador de los morados respondía: "Que Atresmedia y el PSOE preferirían que no existiese Podemos lo sabemos de siempre", lanzando un nuevo ataque al que sigue siendo su socio de Gobierno.

 

No en vano, parece que el rumbo que está tomando la izquierda no es del gusto del exvicepresidente. De hecho, cuando media España comenzaba sus vacaciones de Semana Santa, sentenció que "quizás" cometió un error al señalar a Yolanda Díaz como sucesora.

"Quizás lo que tendría que haber hecho es dejar en manos de los partidos para que organizaran unas primarias. Hubiera sido mucho más previsible y mucho más democrático que dar mi opinión. Quizás me equivoqué, quizás eso no fue un acierto", dijo en una entrevista en La 2. 

En cualquier caso, ha dicho, "sabía que si dejaba las cosas correr y al final eran las formaciones políticas las que tenían que abrir un proceso para decidir un liderazgo, Yolanda se iba a desentender de eso".

Sea como fuere, ahora Yolanda Díaz retoma su proyecto, después de que Sánchez diese el pistoletazo de salida a un proceso electoral que culminará en diciembre de 2023, fecha en la que él mismo ha colocado los comicios, con la intención de agotar la legislatura, asestando el último golpe de gracia a Podemos.