| 26 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez en el Parlamento Europeo
Pedro Sánchez en el Parlamento Europeo

Sánchez redobla sus apariciones sin preguntas y Feijóo da la cara en Bruselas

El presidente del Gobierno ha aumentado su agenda esquivando a los periodistas y refugiándose en Bruselas con Feijóo consolidando su liderazgo ante sus “colegas” europeos

| Miguel Centeno España

Después del batacazo electoral en Andalucía, Pedro Sánchez ha decidido redoblar sus actos y apariciones públicas para aumentar su presencia en los medios. Eso sí, lo ha hecho esquivando sistemáticamente a los periodistas y las preguntas sobre los pésimos resultados del PSOE el 19 de junio. Una estrategia que se suma a la aplicación de medidas como la rebaja del IVA al precio de la luz o las propuestas que se aprobarán este sábado en un Consejo de Ministros extraordinario que “maquillará” la falta de apoyos del Gobierno de coalición. 

Y siguiendo esa estrategia de comunicación, Sánchez ha aprovechado su asistencia a la reunión del Consejo Europeo que oficializará la candidatura de Ucrania a entrar en la Unión Europea, para sacarse la foto con los líderes europeos y tratar de mitigar así el desgaste público vivido esta semana tras los comicios andaluces. 

Una reunión de la que no se esperan declaraciones del presidente del Gobierno, centrado también en otras citas con líderes internacionales, como la cumbre de la OTAN que se celebrará la semana que viene en Madrid. Allí, Moncloa espera que Sánchez pueda volver a sacarse la foto con el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, después de citas anteriores que provocaron enormes polémicas, como el paseo de 30 segundos de ambos mandatarios que la Moncloa calificó como “reunión entre ambos países”. 

Una cita, la cumbre de la OTAN, que celebra el sector socialista del Gobierno pero que critica con dureza la parte de Unidas Podemos, llegando a decir Ione Belarra que este tipo de actos no son necesarios en España, porque “lo que se necesitan son más recursos públicos y menos armas”. 

Una estrategia política que no convence a Sánchez ni al PSOE, que con reuniones como la de este jueves en Bruselas quiere hacer ver su “peso internacional”. Sin embargo, los organismos comunitarios han parado los pies a Moncloa y le han recordado los compromisos adquiridos con los fondos europeos y las futuras reformas económicas a cumplir.

Y es que la Comisión Europea quiere que Sánchez tome las riendas del gasto público y cuadre las cuentas en estos mismos Presupuestos Generales del Estado. Según ha comunicado Bruselas a todos los países con una alta tasa de endeudamiento y que más problemas económicos están atravesando (entre ellos España), deberá verse a corto plazo una importante reducción en los desequilibrios estructurales del dinero presupuestado en cada país. 

Es decir, que después de tres años de “vista gorda” de Europa, con dinero a fondo perdido por la crisis del covid y con exigencias limitadas a las economías de los países con mayor déficit, Bruselas se pone “seria” y tira de la orejas a países como España. Y en Moncloa ya empiezan a “sudar” para buscar la fórmula mágica que permita mantener el ingente gasto público presupuestado con los ingresos previstos sin subir impuestos. 

Para alcanzar este objetivo, la Comisión Europea ha pedido ya a España que ponga límites a la evolución del gasto público en los Presupuestos del año que viene con el objetivo de que el déficit público no supere la barrera del 3% del PIB. Unas previsiones que se antojan complicadas, ya que los expertos auguran que cumplir con esos objetivos sin tocar la fiscalidad o el sistema de pensiones, es prácticamente imposible. 

Feijóo refuerza su liderazgo rodeado de colegas del PP europeo

Y mientras Sánchez está preso de su enorme gasto público y se limita a aplicar bajadas de impuestos como el IVA de la luz, propuesto por el PP hace meses, el líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo reafirma sus propuestas económicas (que incluso Moncloa acaba aplicando a regañadientes) con un tono constructivo. 

Por ello, ha decidido acudir este jueves a Bruselas, al igual que Sánchez, pero para reafirmar su hoja de ruta ante los líderes del Partido Popular Europeo. Después de la victoria electoral en Andalucía, que permite gobernar el solitario sin la ayuda de Vox, Feijóo sacará pecho ante sus colegas en Europa. 

De hecho, esta cumbre de líderes populares servirá a Feijóo para intercambiar visiones económicas con sus compañeros en Europa, muchos de ellos en el Gobierno de sus países. Pero no solo con personalidades de su misma ideología: la estrategia de Feijóo es trasladar sus políticas y alternativas económicas a las propias instituciones europeas. 

Por ello, el líder de la oposición tiene previsto reunirse con la propia presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, con Roberta Metsola, presidenta de la Eurocámara, así como con Klaus Iohannis, presidente de Rumanía, Krisjanis Karins, primer ministro de Letonia, y con dos aliados internacionales: los primeros ministros de Grecia y Croacia, Kyriakos Mitsotakis y Andrej Plenkovic.

Una oportunidad para que Génova transmita al mundo su alternativa política a las medidas socialistas de Sánchez y para reafirmar su postura, no solo de líder de la oposición, sino de candidato a la presidencia del Gobierno que, tras el resultado histórico en Andalucía, tiene ya un pie puesto en la Moncloa.