| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Maragarita Robles en Albacete
Maragarita Robles en Albacete

El Falcon no es cosa sólo de Sánchez: Robles lo cogió para una foto en Albacete

La ministra de Defensa hizo uso del avión privado para visitar la Maestranza Aérea pese a disponer de AVE desde Madrid para ahorrarse media hora de viaje

| E. M. España

En pleno debate sobre el uso del avión privado por parte del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez -el denominado Falcon-, tras las palabras del líder de la oposición, Alberto Núñez Feijóo, de que si gobierna aprobará un protocolo para controlar su uso, promesa que ha irritado mucho en Moncloa, resulta que el uso de Falcon para trayectos cortos que se pueden realizar por otros medios no es cosa sólo del presidente.

La ministra de Defensa, Margarita Robles, hizo uso del Falcon para ir a Albacete pese a tener a su disposición otros medios de transporte como el AVE. El avión privado de Robles despegó a las 10:05 de Madrid y llegó a su destino a las 10:35 de la mañana. La ministra cogió el Falcon para visitar las labores de mantenimiento en la Maestranza Aérea de Albacete por parte del Ejército del Aire, con la consiguiente foto.

Margarita Robles prefirió el Falcon para Albacete pese a disponer de 16 trenes AVE al día entre Madrid y la ciudad manchega a 14,25 euros el billete. Con el avión privado logra ahorrarse más de media hora de viaje, pero sin embargo movilizar el Falcon supone gastar más de los 28 euros de ida y vuelta que cuesta el AVE y “contamina lo máximo posible para hacerse la foto que alimenta su insaciable ego”, tal y como ha denunciado el diputado del grupo mixto en el Congreso, Pablo Cambronero

La ministra de Defensa no es el único miembro del gobierno, más allá del presidente, asiduo al avión privado. El Falcon fue el medio de transporte escogido por Irene Montero y sus acompañantes en su polémico viaje a Nueva York pese a disponer de avión convencional, o el medio que usó la vicepresidenta Yolanda Díaz o el ministro Félix Bolaños para ir a Roma a ver al Papa.