| 26 de Junio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso.
Pedro Sánchez, este miércoles en el Congreso.

Sánchez organiza su propio rescate pero endosa a los barones el trabajo sucio

El presidente ha lanzado ya su operación para diluir el batacazo electoral de su partido usando todos los recursos de su cargo. Y a sus dirigentes les ha encargado dar la cara a pie de calle

| Javier Ruiz de Vergara España

Toque a rebato general en el PSOE. 48 horas después del mazazo histórico en las urnas andaluzas y digeridos ya los primeros informes que consolidan de la inquietante tendencia electoral para él, Pedro Sánchez ha decidido mover ficha. Y dado que se niega a asumir responsabilidad alguna en el sonoro fracaso de Juan Espadas, el presidente ha decidido endosarle el trabajo sucio a sus dirigentes orgánicos y territoriales.

“Hay que pisar la calle. Las órdenes son tajantes, ir a buscar a nuestros militantes y simpatizantes hasta la última esquina”, explica a ESdiario un responsable territorial socialista.

Nada nuevo bajo el sol de Moncloa, el Ala Oeste se ha limitado a recuperar la vieja tesis de los dos Sánchez: el Sánchez presidente y el Sánchez líder del partido

Ferraz quiere apagar la creciente revuelta interna “poniedo al partido a trabajar” para que los barones y los alcaldes dediquen su tiempo a movilizar a los desencantados que coquetean con la abstención. Y, de paso, tratar de dar un golpe de gracia a Podemos y Yolanda Díaz tratando de reunificar al mayor número posible de votantes de izquierda a la fuga.

Habrá previsiblente -tras una de las ejecutivas federales más largas e intensas que se recuerdan en el sanchismo, la de este lunes,- un Comité Federal que oficialice el plan de rescate del PSOE. Porque el entorno del presidente, como quiso enfatizar este martes su portavoz Isabel Rodríguez en público, “el Gobierno no se presentaba este domingo a las elecciones”.

Nada nuevo, el Ala Oeste se ha limitado a recuperar la vieja tesis de los dos Sánchez: el Sánchez presidente y el Sánchez líder del partido.

Por eso, el plan inmediato del inquilino de La Moncloa es ya sacar brillo a los oropeles del cargo y utilizar el teléfono rojo para tratar de blindar -previo pago- el apoyo de sus dos socios estratégicos: Esquerra y PNV.

 

Sánchez, acompañado del ministro Miquel Iceta, llegando este miércoles al Hemiciclo.

 

La cumbre de la OTAN de finales de mes le proporciona a Sánchez la agenda internacional frenética que visualizará que “él está a las cosas más prioritarias para España”, subrayan fuentes socialistas.

Prueba de ello, las dos conversaciones telefónicas en estas últimas horas con Volodimir Zelensky y Joe Biden. Convenientemente amplificadas por el aparato mediático monclovita. Sánchez además cogerá el Falcon de nuevo para garantizarse la apertura de algún telediario estrechando la mano de Macron, Sholtz o Dragui.

La otra pata de la estrategia se activó este mismo lunes y la ha escenificado el propio presidente een la primera sesión de control tras el tsunami del 19-J. Primero nueva barra libre y manguerazo de dinero público en el Consejo de Ministros “extraordinario” de este próximo sábado. Es posible que Sánchez comparezca después, esta vez si , en un Aló Presidente para desgranar las medidas de apoyo a los españoles como la bajada -ahora sí- del IVA del recibo de la luz.

Y después, cortejo a ERC y PNV. Sánchez ordenó este martes el primer gesto a Oriol Junqueras reactivando la ponencia de la Ley de Memoria, que el PSOE lleva bloqueando siete meses. Después, con la convocatoria de la mesa bilateral que el ministro Félix Bolaños y la consejera catalana Laura Vilagrá han engrasado este mismo miércoles con su reunión.

 

Y habrá también en horas un telefonazo de Sánchez a Andoni Ortuzar para tranquilizarle y confirmar que el Gobierno acelerará ahora si el cronograma de las transferencias pendientes. “Que se ponga las pilas”, fue el mensaje de los de Urkullu y Ortuzar tras conocerse el escrutinio andaluz.

Todo el plan irá acompañado del consabido agit prop contra el PP, filtraciones mediáticas a los afines mediante. El País ha abierto el fuego reanudando la difusión de los audios de Villarejo. Pero habrá más.