14 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas
La líder de Ciudadanos, Inés Arrimadas

Arrimadas rechaza la integración de Ciudadanos en el PP que "busca" Rivera

La líder de Ciudadanos apuesta por realizar más cambios en el partido tras el batacazo electoral catalán pero nunca unirse a los populares, a los que acusa de lanzar cortinas de humo.

| A. Jiménez España

Los malos resultados cosechados por el PP y Ciudadanos en Cataluña han vuelto a reavivar la posibilidad de realizar una fusión entre ambos para congregar al votante de centroderecha y evitar una fragmentación que solo beneficia a Sánchez y a sus socios. Rivera, está cada día más cerca de los populares, una vez que sus despacho de abogados colabora con el partido, y cree que esta unión sería útil para ambos, pero Arrimadas ha cerrado la puerta a la unificación.

La líder de Ciudadanos ha querido zanjar el debate al asegurar en una entrevista en Cope que "el PP y nosotros somos partidos distintos", para despues reporchar a Casado que "donde hacía falta, en Cataluña, hicimos una oferta de alianza constitucionalista y dijeron que no, tanto el PP como el PSC".

 Por ello, cree que los rumores de acercamiento entre el líder del PP y Rivera para conformar una alternativa viable frente a Sánchez no es más que "una cortina de humo" lanzada desde Génova para intentar esconder "sus malos resultados" una vez que descartaron una lista catalana común.

Por ello, ha reivindicado las diferencias que existen entre ambos proyectos, defendiendo que "vamos a seguir siendo el único partido de centro liberal que hay en España", ya que no pretende que tanto PSOE como PP dejen de existir, sino que los votantes apuesten por "un partido de centro, liberal, moderado", con la intención de que "Iglesias no siga en el Gobierno".

Así, zanjando de un plumazo los rumores de fusión y desvinculándose también del propio Rivera, Arrimadas apuesta por "seguir implantando el proyecto que empezamos hace un año", que pasa por ser ese partido visagra que apoya tanto a la derecha como a Sánchez, a pesar de que las urnas han pasado su factura y acusando a Casado de propagar una "cortina de humo",  al anunciar el cambio de sede de los populares.

De hecho, para la líder naranja, el resultado en Cataluña ha sido muy malo, y ha reivindicado que dio la cara, a pesar de que en el seno del partido se pedían medidas contundentes, como ceses y dimisiones, para acabar con la deriva del partido que comenzó tras el desastre del 10N que provocó la salida de Rivera.

Arrimadas culpa a la "desmovilización" del desastre de Ciudadanos

Sin embargo, Arrimadas, defiende que "hay múltiples factores para bajar de 36 escaños a 6", al igual que no había un solo motivo para colocar al partido como líder de la posición catalana en 2017. "Con un 52% de participación hay una desmovilización que se debe a la pandemia y otra que se debe a errores propios. Ciudadanos es el partido que más propuestas sociales y económicas ha presentado en el Parlament. Pero lo no hemos sabido trasladar a la ciudadanía".

Pero Arrimadas, consciente de que su partido pasa por uno de los peores momentos de su historia prefiere evitar el debate y ha instado a "mirar más lo que pasa fuera del partido y no tanto mirarse el ombligo. El separatismo ha salido reforzado y hay que trabajar por el país".