| 10 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Verdinas con setas

Son la apuesta de muchos grandes chefs, que las proponen con éxito en sus cartas

La reina de las legumbres tiene nombre y se llama, ¡verdina! Una variedad de judía de color esmeralda claro con una piel suave y muy fina, que se cultiva principalmente en Asturias y Galicia. Su cremosa textura y su exquisito sabor vegetal, la posiciona directamente en el podium de las ganadoras, como una de las alubias más apreciadas y valoradas.

Si te apetece cocinarlas, debes saber que su producción es muy escasa y a veces resulta difícil encontrarlas, por lo que no pierdas la oportunidad de comprarlas en cuanto las veas en el supermercado. Son un poco más caras que el resto de las alubias, pero su excelente sabor y su delicada textura no defraudan nunca.

 

Cocínalas y consérvalas al vacío para disfrutarlas todo el año

Para poder comerlas siempre que quieras puedes cocerlas, conservarlas al vacío y completarlas de manera diferente cada vez que te apetezca disfrutarlas.

No olvides que para que las conservas caseras mantengan intactas todas sus propiedades durante un periodo prolongado de tiempo, debes asegurar una correcta esterilización. Este proceso, es rápido y muy fácil, por lo que nunca debes omitirlo. De no hacerlo, las bacterias, hongos y gérmenes aparecerán, estropeando y arruinando todos tus esfuerzos, y por supuesto, tus verdinas.

Métodos de esterilización

El horno: Lava con agua y jabón los botes y sus tapaderas. Cubre una fuente de horno con papel vegetal y colócalos boca abajo. Introduce en el horno a 120º durante 15 minutos.

Con cuidado de no quemarte retira la bandeja e introduce rápidamente los alimentos. Recuerda que para envasar al vacío ambos deben estar calientes. Si aún no has terminado de cocinar, puedes dejar los botes dentro del horno hasta el momento de envasar.

El agua: Personalmente es el que más me gusta y el que me ofrece más seguridad. 

Sumerge completamente cada uno de los botes que vayas a utilizar junto a su tapa en una cazuela con agua hirviendo durante 5 minutos. Retira con ayuda de unas pinzas y deja secar sobre un paño limpio.

 

Microondas: Limpia los botes como de costumbre y llena cada uno de ellos con agua. Introduce de uno en uno en el microondas a máxima potencia hasta que comience a hervir (2-3 minutos). Retira el agua y deja secar boca abajo sobre una tela limpia.  Si la tapadera de tu bote es de metal y tu microondas no admite este material, cuando deseches el agua hirviendo hazlo sobre las tapaderas para asegurarte su esterilizado. esterilizar

Cómo preparar las verdinas

La noche anterior sumerge las verdinas en agua fría para que comiencen su hidratación. A la mañana siguiente escúrrelas, ponlas en el cuerpo de una olla rápida junto a una cebolla pelada, una zanahoria troceada, una hoja de laurel y 3 dientes de ajo aplastados.

 

Cubre con agua, cierra con la tapadera, coloca sobre el fuego y una vez suban las anillas, baja la intensidad y mantén 4-5 minutos más. Después deja la cazuela en la fuente de calor hasta que puedas abrirla.

Desecha los ajos, la cebolla, la zanahoria y rellena los botes esterilizados con las verdinas y el agua de cocción hasta completar el bote. Cierra con la tapadera, voltea hacía abajo para que se produzca el vacío y deja que enfríen por completo.

Conserva en un lugar fresco y alejado de la luz para que te duren toda la temporada.

Receta de verdinas con setas 

Ingredientes para 4 personas

  • 350 gramos verdinas cocidas
  • 300 gramos de setas shitake
  • 200 gramos champiñones
  • 4 dientes de ajo
  • lascas de jamón ibérico
  • 1 hoja de laurel
  • 5 cdas aceite de oliva
  • sal
  • pimienta
  • perejil

 

Elaboración:

1.- Cubre una sartén con una fina capa de aceite de oliva y fríe suavemente cuatro dientes de ajo laminados. Cuando comiencen a dorar añade las setas shitake y los champiñones laminados, cocina a fuego medio alto durante 8-10 minutos. Durante este tiempo remueve de vez en cuando para que se hagan por igual. Salpimienta al gusto y deja caer por encima una lluvia de perejil fresco.

2.- Escurre las verdinas reservando el caldo y menea la sartén en vaivén para distribuirlas. Sube la intensidad del fuego, vierte un vaso de caldo y cuando comience a burbujear pon las lascas de jamón, un poco más de perejil fresco picadito y deja reposar cinco minutos antes de servir.