| 24 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Los mejores 13 museos gastronómicos de España

Solemos relacionar los museos con el arte, pero en este país tenemos museos gastronómicos muy interesantes

| Begoña Tormo Gastronomía

La comida es parte de la cultura de un país, y muchos productos están tan ligados a determinados territorios que es imposible imaginar su historia sin la presencia de ese alimento. Los museos gastronómicos, además de mostrar la relación del hombre con un producto en concreto, enseñan a niños y adultos la forma en la que se elaboran, o se han elaborado históricamente, sus versiones, y, por supuesto, la mejor manera de degustarlos. 

1 MUSEO DEL OLIVAR Y EL ACEITE (BAENA, CÓRDOBA)

Como emblema de la gastronomía española que es, el aceite de oliva no podía dejar de tener su propio museo. De hecho, son varios los espacios dedicados al llamado “oro líquido” (y mucho más con los precios que ha alcanzado últimamente) que existen, aunque probablemente el más conocido sea el que existe en Baena (Córdoba). Ubicado en un antiguo molino, alberga parte de la maquinaria original de la almazara de mediados del siglo XIX, y contiene una exposición de 800m2 en la que se muestra, desde los oficios en torno al aceite a los productos cosméticos que se pueden elaborar con él (además, lógicamente, de explicar su elaboración, características, variedades…). Cuenta, además, con biblioteca, sala de catas, y un oleotaller. 

C/ Cañada, 7. Baena (Córdoba)

Precio: Adultos: 2 €. Mayores de 65 años, menores de 12 y grupos: 1 €

www.museoaceite.com

2 MUSEO DEL PAN (MAYORGA, VALLADOLID)

Es el alimento por antonomasia, y uno de los pocos productos que están presentes en la inmensa mayoría de culturas desde la antigüedad. Hablamos, obviamente, del pan y, en España, tiene su museo en tierra de cereales, concretamente en una antigua iglesia de la localidad vallisoletana de Mayorga. La exposición permite al visitante conocer los distintos cereales, cómo eran los antiguos molinos, los distintos tipos de hornos, o las principales variedades de pan que existen. Los sábados, se celebran talleres infantiles para aprender a hacer pan.

Precio: Adultos: 4€. Niños de 4 a 12 años, mayores de 65, y grupos: 3€

www.provinciadevalladolid.com/-/museo-del-pan-3

3 MUSEO DEL VINO

Es increíble, pero en España existen más de 30 museos del vino. Evidentemente, las cifras dan idea de la importancia que tiene este producto en nuestra cultura. De hecho, existe una Asociación de Museos del Vino de España, que agrupa a la mayor parte de estos espacios expositivos que existen. Algunos pertenecen a bodegas privadas, otros a los Consejos Reguladores de las Denominaciones de Origen, y otros cuantos a ayuntamientos o instituciones autonómicas, pero todos son visitables. Lo mejor es consultar la web y elegir el que más nos interese. 

www.museosdelvino.es

4 MUSEO DE LA SIDRA (NAVA, ASTURIAS)

La bebida más identitaria del Principado tiene su santuario en Nava. En una visita que dura entre 60 y 90 minutos (que puede realizarse de forma guiada o por libre), se repasan todos los aspectos de la sidra: desde el cultivo de las manzanas, hasta su embotellado y degustación. Tiene dos zonas anexas a la exposición pensadas para disfrutar antes o después de la visita: un área recreativa y una pomarada. Todas las instalaciones están adaptadas a personas con cualquier grado de discapacidad, y se admiten mascotas. 

Plaza Príncipe de Asturias s/n. Nava (Asturias)

Precio: Adultos: 5 €. Mayores de 65: 4€. Grupos: 4,50€. Jóvenes (6 a 16 años): 3€. Niños (3 a 5 años): 2€

www.museodelasidra.com

5 MUSEO DEL PLÁTANO (TAZACORTE, LA PALMA)

Ubicado en una típica casa canaria de 2 plantas, y entre plataneras, se encuentra el primer museo dedicado al plátano de toda Europa (existe otro en el municipio grancanario de Arucas). Los visitantes pueden conocer de primera mano esta fruta tropical (variedades, recolección, empaquetado, plagas que la atacan…). La entrada incluye una degustación de productos tradicionales de la isla, y existe la posibilidad de organizar visitas guiadas para grupos de más de 5 personas. 

C/ Miguel de Unamuno, 13. Tazacorte (Santa Cruz de Tenerife)

Precio: Mayores de 12 años: 2€. Niños de 6 a 12 años: 1€

6 MUSEO DE LA VERDURA (CALAHORRA, LA RIOJA)

Es lógico que un museo dedicado a la verdura se erija en una tierra en donde estos productos son casi una religión. Calahorra, que es famosa por su huerta, es el municipio al que debemos dirigirnos si queremos hacer un curioso recorrido por los vegetales más conocidos de la ribera del Ebro. El museo se encuentra en un antiguo convento del siglo XVI, y ampara 6 espacios expositivos en los que se aprende, entre otras cosas, sobre sus métodos de cultivo, su forma de conservación o la mejor forma de sacarles partido en la cocina. También hay una curiosa muestra de vestidos elaborados con vegetales. 

Cta. de la Catedral, 5. Calahorra (La Rioja)

Precio: 3€. Jueves gratuito.

www.calahorra.es/lugar/museo-de-la-verdura-de-calahorra

7 MUSEO DEL CHOCOLATE (BARCELONA)

Este “dulce” museo, impulsado por el Gremio de Pasteleros de Barcelona, y ubicado en un antiguo convento de la Ciudad Condal, será especialmente disfrutado por los golosos, pero también por cualquier persona curiosa, ya que repasa la historia de este alimento, desde su llegada a Europa, hasta la actualidad a través de objetos y montajes audiovisuales. Cuenta con 8 espacios, entre los que se encuentra una tienda cafetería en donde adquirir chocolate (tabletas, bombones, cacao en polvo…) y, por supuesto en donde degustarlo (en frío, o en caliente), acompañado de bollería de elaboración propia. Organizan actividades para todos los públicos, que pueden ser, desde un maridaje de chocolate y cava dirigido a adultos, hasta un taller de piruletas de chocolate para los más pequeños. 

Existen otros museos en España dedicados al chocolate, como el de Astorga, o el de Villajoyosa (Alicante)

C/ del Comerç, 36. Ciutat Vella (Barcelona)

Precio: Entrada individual: 6€. Grupos (+ 15 personas): 5€

www.museuxocolata.cat

8 MUSEO DE LA TRUFA (METAUTEN, NAVARRA)

El único centro de interpretación que existe en España dedicado al conocido como “diamante negro” de la gastronomía está en la localidad navarra de Metauten. Lo mejor son las visitas guiadas, que, además evidentemente de ofrecer un repaso a los aspectos más destacados de este producto a través de una exposición, y un audiovisual, incluyen una degustación de productos con trufa (tostadas de aceite trufado, huevo de codorniz con trufa de temporada, salchichón trufado, chocolate trufado…). También ofrecen experiencias, como la recolección de trufas, o menús degustación completos. 

Carretera de Ganuza, 1. Metauten (Navarra)

Precio visita guiada con degustación: Adultos: 12. Niños de 5 a 12 años: 8€

www.museodelatrufa.com

9 MUSEO DEL JAMÓN (ARACENA, HUELVA)

Más que un museo del jamón, se trata de un centro de interpretación del cerdo ibérico. A través de 7 salas los visitantes descubren su hábitat (la dehesa), su alimentación y cría, la matanza y, por supuesto, su transformación en chacinas y embutidos. Está a escasos 150 metros de otro de los atractivos turísticos del municipio, la gruta de las maravillas, por lo que es habitual visitar ambos. 

Gran Vía s/n. Aracena (Huelva)

Precio: Entrada individual: 3,50€. Grupos (+ 20 personas): 2,50€

www.aracena.es/es/municipio/museo

10 MUSEO DEL QUESO MANCHEGO (TOLEDO)

En pleno casco histórico de Toledo, junto a la catedral, se encuentra este museo y tienda en la que acercarse al mundo del queso manchego. La exposición incluye muchos de los utensilios que se han utilizado históricamente para la elaboración de este alimento, así como otros objetos relacionados con el ganado y la vida diaria de los pastores. La entrada a la muestra es gratis, pero existe la posibilidad de hacer una degustación con 5 tipos de quesos manchegos (de diferentes curaciones, y diferentes queserías), acompañados de frutos secos, mermeladas, pan y vino, por 7€ por persona. 

Existe otro museo del queso manchego en Manzanares (Ciudad Real), que además alberga una curiosa exposición de pintura. 

C/ Sixto Ramón Parro, 7. Toledo

www.museodelquesomanchego.com

11 MUSEO DEL ARROZ (VALENCIA)

¿Te has preguntado alguna vez cómo se cultiva el arroz? Si tienes curiosidad, no te puedes perder el museo dedicado a este cereal que, como no podía ser de otra manera, está en Valencia. Y más concretamente en un antiguo molino de arroz que conserva la maquinaria que se utilizaba antiguamente para limpiar, descascarillar, blanquear, clasificar, matizar y ensacar el arroz. Antes de ver la muestra, se proyecta un documental para que los visitantes conozcan cómo se cultiva y cosecha, y cuáles son las principales variedades que existen en el mundo. También tienen actividades fuera del museo, como el curso de iniciación al reconocimiento e identificación de aves de la albufera. 

C/ Rosari, 3. Valencia.

Precio: Gratuito. 

www.museodelarrozdevalencia.com

12 MUSEO DEL AZAFRÁN (MONREAL DEL CAMPO, TERUEL)

Es una de las especias más caras del mundo, porque, entre otras cosas, para obtener un kilo de azafrán, se necesitan 250.000 kilos de flores, que además, hay que desbriznar a mano. El azafrán más conocido es el que procede de La Mancha, pero el municipio turolense de Monreal era hace no demasiados años uno de los pueblos qué mas “oro rojo” producía y en el que esta especia era un pilar básico de su economía. Para no olvidar esa época, se abrió en 1983 un espacio dedicado a mostrar esa cultra del azafrán, dentro de la Casa de Cultura del pueblo. 

Plaza Mayor, 12. Monreal del Campo (Teruel)

Precio: Gratuito

www.museodelazafran.blogspot.com

13 MUSEO DEL MELÓN (VILLACONEJOS, MADRID)

Otro ejemplo de un pueblo que rinde homenaje al producto que lo ha puesto en el mapa gastronómico de España es el dedicado al melón en el municipio madrileño de Villaconejos. No sólo se cuenta cómo se cultiva el melón y las principales variedades, sino cómo era la actividad de los meloneros, cuya vida giraba en torno a este producto. La muestra hay que agradecérsela al melonero Fernando Platero, que ha conseguido reunir una buena cantidad de herramientas, y enseres. 

C/ Bayona, 13. Villaconejos (Madrid)