| 28 de Septiembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

Milhojas de frambuesas con crema, la tarta más exquisita que hayas probado jamás

Tiene el dulzor justo, el crujiente perfecto y la cremosidad necesaria para convertir cada bocado en un instante de puro placer

Quizás al verla te pueda resultar complicado hacerla, pero nada más lejos de la realidad. Su elaboración es muy simple. Incluso, puedes dejar listos la mayor parte de los pasos un día antes, ya que tanto el hojaldre como la nata y la crema deben de estar fríos antes de ponerte a trabajar con ellos.

Consejos para hacer el mejor milhojas de frambuesas

- La masa de hojaldre puedes comprarla ya refrigerada. Dan muy buen
resultado y te estarás quitando un montón de trabajo.

- Si eres muy golosa antes de hornear el hojaldre puedes añadirle un baño de almíbar y espolvorear por encima un poco de azúcar.

- Asegúrate de que tanto la nata como la crema pastelera estén completamente frías antes de ponerlas sobre el hojaldre.

- Si quieres añadir color y un extra de sabor a tu crema pastelera, una vez la tengas listas añade 5 o 6 cucharadas de puré de frambuesas.

- Revisa muy bien las frambuesas para que el aspecto de tu tarta sea perfecto.

 

¿Puedes usar otras frutas?

 

¡Claro que sí! Aunque la dulzura fresca y el matiz ácido de la frambuesa la hace perfecta para esta tarta, puedes utilizar también arándanos, grosellas o fresas. E incluso, si realizas una combinación de las cuatro, no te vas a equivocar. Eso sí, recuerda que siempre deben ser frescas.

Por qué te encantará esta tarta

- No solo es una tarta bonita, también es la favorita de muchos y hacerla en casa te va a salir mucho más barato que comprarla.

- Es perfecta para cerrar una comida o cena en esta época del año, ya que es ahora cuando las frambuesas están en todo su esplendor.

- Su delicioso relleno de crema pastelera y nata le aporta cremosidad y equilibrio.

Una obra maestra de repostería fácil que te invito a preparar ¿Te vienes?

Dificultad: Media

Tiempo de preparación: 45 minutos

Ingredientes

3 laminas de hojaldre

600 gramos de frambuesas

300 ml de nata para montar

azúcar blanca

350 gramos de chocolate blanco

Para la crema pastelera

2 huevos

1 yema

1/2 litro de leche

30 gramos de harina fina de maíz

1 cucharada de esencia de vainilla

ralladura de media naranja

ralladura de medio limón

80 gramos de azúcar blanca

 

Elaboración:

1.- Extiende la masa de hojaldre sobre una lámina de papel vegetal y cúbrela con otra lámina de papel. Coloca la masa sobre una fuente de horno y coloca otra fuente encima para evitar que el hojaldre suba en exceso.

Hornea a 180º durante 20 minutos o hasta que la masa esté dorada. Haz la misma operación con los dos hojaldres restantes. Después deja enfriar por completo cada una de ellas.

 

2.- Derrite el chocolate blanco al baño maría y deja que temple hasta una temperatura ambiente.

3.- Monta la nata con ayuda de unas varillas eléctrica y en los últimos minutos vierte el chocolate blanco suavemente hasta obtener una consistencia firme. Introduce el resultado en una manga pastelera y conserva en el frigorífico durante dos horas.

Mientras enfría el hojaldre y la nata prepara la crema pastelera.

 

4.- Bate los huevos junto a las yemas y el azúcar hasta conseguir una textura cremosa y vainillada.

5.- Calienta la leche en una cazuela y antes de que comience a hervir añade poco a poco los huevos batidos, la esencia de vainilla, y la ralladura de la naranja y el limón.

 

6.- Disuelve la harina de maíz en un poco de leche e incorpórala a la cazuela. Con unas varillas remueve constantemente hasta que comience a espesar. Regresar la crema a un bol y cúbrelo con papel film hasta que enfríe.

 

Ahora sí, presenta esta fabulosa tarta:
Sobre la primera masa de hojaldre extiende la crema pastelera.

 

Coloca la segunda masa de hojaldre encima y distribuye la nata.

 

Pincela la última masa de hojaldre con crema pastelera para que a la hora de colocar las frambuesas queden adheridas a la masa y colócala sobre la nata.

Distribuye las frambuesas y termina con una lluvia de chocolate blanco rallado.

 

Todo un sueño para los amantes de la frambuesa