| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

9 restaurantes chinos en Madrid para seguir celebrando el año del dragón

Afortunadamente, ahora sí es posible comer comida china de verdad, especialmente en Madrid, en donde hay una enorme oferta.

| Begoña Tormo Gastronomía

Hasta hace relativamente poco, encontrar auténtica gastronomía china en España, era prácticamente una misión imposible. Nos creíamos que los platos más típicos del país asiático eran el cerdo agridulce, los rollitos de primavera o el arroz 3 delicias…  Pues no. Afortunadamente, ahora sí es posible comer comida china de verdad, especialmente en Madrid, en donde hay una enorme oferta.   

LAO TOU

Es bastante conocido entre los madrileños amantes de la cocina china de verdad, aunque en sus mesas sigue habiendo más chinos de españoles. Está ubicado en un antiguo mesón taurino en Usera (el “China town” madrileño) y ofrece cocina de Wenzhou, la provincia de la que procede la mayor parte de la comunidad China instalada en nuestro país. Se trata de una gastronomía a caballo entre la cocina sichuanesa y la cantonesa, en donde es frecuente encontrar pescados y mariscos. El plato estrella es la sopa de cabeza de merluza (viene con un caldo riquísimo, que luego se toma empapando el él unos fideos de arroz). Otros imprescindibles son las costillas de cerdo (cortadas en trozos pequeños y fritas), las empanadillas a la plancha (caseras), la lubina al vapor, el intestino de cerdo salteado con puerro, y alguna verdura china (wo sun, pu gua…) Hay cosas más exóticas aún, como las lenguas de pato, o los tendones de vaca. Que nadie espere lujos, porque los manteles de plástico, y hay cajas de pañuelos de papel a modo de servilletas, pero la comida es sabrosísima y económica. 

Precio medio: Entre 15 y 20€
C/ Nicolás Sánchez, 35 

LOS TRES CERDITOS

Es un sitio muy pequeño, y con una carta relativamente corta, comparada con otros restaurantes chinos. Su especialidad son, evidentemente las “empanadillas” (gyozas para los japoneses, jiao zi para los chinos), que puede pedirse al vapor o a la plancha (de verduras, cerdo, gambas…), o incluso crudas para llevarte a casa. Otro plato que es casi exclusivo de este sitio son unas crepes típicas de Tianjin (puerto de Pekín) rellenas de huevo, puerro, cilantro y algo de pollo. Además, sopas, ensaladas y platos de fideos o arroz. El servicio es rápido y atento, aunque es frecuente que haya que esperar para ocupar una de las pocas mesas del local. En verano, tienen terracita.

Precio medio: 15€
C/ Paseo de las Delicias, 73

YUE LAI

Uno de los mejores lugares en Madrid para disfrutar del huo guo, también conocido como fondue china o hot pot. Además de deliciosa, es una experiencia divertida, muy recomendable para ir en grupo, porque cada uno cocina su propia comida en una gran olla de caldo que se pone frente a los comensales (imprescindible la riquísima salsa de cacahuete y chiles que la acompaña). Se puede elegir entre distintos tipos de caldo (de cerdo, mariscos, pollo, verduras, pato…). Cuidado con el picante, porque es realmente picante. Entre los ingredientes crudos que podemos elegir:  dim-sums caseros, fideos (de trigo, arroz, patata…), verduras, setas, carnes, pescados, mariscos… Cuando abrió tenía un aspecto bastante cutre, pero hace unos años le hicieron un lavado de cara, y ahora tiene una decoración algo más moderna y acogedora.

Precio medio: 20€

C/ Hermosilla, 101 (Metro Goya)

CHI-LA

Este es un restaurante que hace cocina típica de Hunan. Si la de Sichuan es la que tiene la fama de picante, esta (que es la cocina Xiang) es la que “carda la lana”, porque lo es más aún. Si tu paladar no es tan “valiente”, puedes pedir un grado de picante bajo (teniendo en cuenta que siempre te lo van a poner un poco más alto de lo que se hace habitualmente en España). Hay platos poco conocidos, que pueden resultar un poco raros para el gusto occidental, pero que son muy auténticos, como el tofu fermentado en shangsha, la panceta al estilo sahngsha, o el arroz ahumado con judías ácidas (los cocineros son todos de Hunan). Están muy ricas las berenjenas al estilo de Yuxiang, la coliflor en olla seca, las empanadillas al vapor, o el pollo chila (pica mucho). El servicio es muy amable y está acostumbrado a explicar los platos y los grados de picante a los comensales. 

Precio medio: 20€

C/ Silva, y C/ Aviador Zorita, 35

Tienen locales en Valencia, Barcelona y Sevilla 

BAMMBAO

Uno de los mejores sitios para probar la cocina callejera como si estuviéramos en una ciudad china. Decoración sencilla, pero agradable y platos muy auténticos y sabrosos. Por supuesto, hay que probar los baos (panes al vapor)con distintos rellenos, las gyozas de varios tipos, los katsus (cerdo o pollo empanado) con arroz, los boles de arroz con curry…

Precio medio: 15€

C/ Nicolás Sánchez, 54

 

ROYAL CANTONÉS

El Royal Cantonés fue uno de los primeros restaurantes auténticos en abrir en Usera, y se ha mantenido gracias a su deliciosa comida (evidentemente, cantonesa). Muy famosos son sus dim sum, como los hakao (empanadillas de gamba y de cerdo), la barbacoa cantonesa, con pato asado, pollo escalfado, panceta crujiente, cha siu (lomo de cerdo asado), y costillas, pero en la carta hay un sinfín de platos a cual más rico, como la cazuela de berenjenas con cerdo, o los calamares salteados al estilo cantonés. 

Precio medio: 25€

C/ Olvido 92 

SOY KITCHEN

No todos los chinos auténticos son tan asequibles. Soy Kitchen es la prueba. Local elegante y cocina de gran nivel con raíces chinas pero diversas influencias, cargo de Julio Zhang. Su carta tiene alrededor de 30 platos y proponen algunos menús degustación que varían dependiendo de la temporada. Ahora tienen uno para celebrar el año nuevo del dragón, con 9 pases (cocido shanghainí con corazón de bambú y cerdo ibérico, rape marinado y en tempura con cacahuete sichuán, noodles caseros con anguila amarilla al ajillo, oreja de cochinillo al wok, xiao mae de carrillera al curry de Singapur y shan wen jiao de cangrejo, xiaolong bao Soy Kitchen, gong bao de vieira gallega, arroz frito hongkonés con wagyu, y cremoso de lichee y cacao con helado de nata ahumada), que cuesta 80€.

Precio medio a la carta: 50€.

C/ Zurbano, 59

MITIKO

Aunque la dueña es china, y Mitiko ofrece platos inspirados en distintos países asiáticos, como el tiradito de presa ibérica marinada en salsa dulce con lemongrass y jengibre, mandarinas asadas y mojo de cilantro y pomelo, los daditos de langostinos tigre tempurizados con salsa cremosa y acompañado con base de kakiage, sushis, usuzukuris, nigiris, o dim sum distintos, como el siu mai de cerdo ibérico con setas de cardo y salsa de sésamo blanco, las gyozas de pato y foie, o el xia long bao de cerdo y txangurro con consomé de gallina y trufa.

Decoración chic y servicio agradable. 

Precio medio: 30€

C/ Sor Ángela de la Cruz, 22

EL BUDA FELIZ 1974

Fue el primer restaurante chino que abrió en Madrid, aunque ni su aspecto ni su cocina se parecen a la de entonces. Decoración chic, platos “instagrameables” y público mayoritariamente joven. Para comer: dim sum de distintos tipos, brochetas a la parrilla, tallarines hechos a mano, y muchos sugerentes platos de nombres impronunciables.

Precio medio: 25€

C/ Tudescos, 5