| 16 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Sopa depurativa para no almacenar kilos de más

En estos días en los que estamos obligados a quedarnos en casa, aprender a cuidarse es vital

Existen muchas recetas que pueden ayudarte a purificar, drenar y limpiar el organismo después del exceso ‘torrijero’ por el que hemos pasado casi todos en estos días de Semana Santa y también, para intentar de alguna manera contrarrestar el descenso de la actividad física a la que nos vemos sometidos a causa de tener que quedarnos en casa más días de lo previsto.

Pues bien, si quieres comenzar a sentir una asombrosa y refrescante limpieza interior te recomiendo el excepcional poder de esta deliciosa sopa depurativa que es sin lugar a dudas uno de esos platos que debes guardar en un buen lugar.

Todos los ingredientes que la acompañan son una fuente inagotable de fibra y nutrientes para la salud, entre los que se hallan los mejores minerales y las mejores vitaminas que van a contribuir a tener un sistema inmunológico fuerte.

En ella vamos a encontrar al verde y diurético apio rico en fibra, al puerro que es considerado uno de los grandes depurativos, a los pequeños rabanitos súper generosos en magnesio, potasio y yodo. También a las naranjas y robustas zanahorias ricas en vitamina A, que nos activa el proceso del bronceado de cara al buen tiempo que en algún momento llegará a nuestra vidas, y por supuesto al radiante nabo, excelente antioxidante gracias a su contenido en selenio. Las cebollas, siempre extraordinarias, o el verde y picante chile jalapeño que gracias a la capsaicina estimula nuestro metabolismo actuando como un potente quemagrasa, son sólo algunos de los componentes que vas a encontrar en esta mágica y poderosa sopa.

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 40 minutos


Los ingredientes para 8 personas

2 ramas de apio
2 puerros
1 cebollas roja
1 cebolla blanca
15 tomates cherry
5 dientes de ajo
2 nabos
6 rabanitos grandes
1 taza de tiras de lombarda
2 zanahorias
2 chiles jalapeños (opcional)
1 lima
2 cucharadas de tomate frito
1/2 cucharada de jengibre rallado
3 pimientos baby
hojas frescas de perejil
tomillo fresco o en especia
pimienta
aceite de oliva
2 litros de agua

 

1.- Comienza por lavar y trocear todas las verduras.

 

2.- En una cazuela pon a calentar una fina capa de aceite de oliva y rehoga primero las cebollas, el puerro, las zanahorias y el nabo.

 

3- Cuando comience a brillar añade los pimientos, el apio con las hojas correspondientes, el jengibre, el chile jalapeño (opcional), las tiras de lombarda y el ajo.  

Deja que se tuesten un poquito en el fondo de la cazuela, de ésta manera cuando añadas el agua se desprenderá lentamente dando a tu sopa un sabor mucho más intenso y profundo.

 

4.- Ahora agrega el tomate frito, las hojas frescas picaditas de perejil, el tomillo fresco o en especia, sal y pimienta al gusto. Remueve ocasionalmente durante 1-2 minutos e incorpora el agua, preferiblemente filtrada o embotellada.

 

5.- Incorpora los rabanitos cortados en rodajas, 4 o 5 rodajas de lima que aportarán un excelente y refrescante toque cítrico, (si eres de los que no toleran bien el ácido, sencillamente incorpora menos cantidad, 1 ó 2 rodajas será suficiente para obtener un delicado y suave toque) y por último, los tomates cherry enteros.

 

Cuando comience a hervir reduce la intensidad del fuego y cocina durante 12-15 minutos más.

Sirve tu sopa depurativa bien caliente y descubre todo el poder que hay en ella.