| 30 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pancartas durante la manifestación organizada por el PP en septiembre de 2023.
Pancartas durante la manifestación organizada por el PP en septiembre de 2023.

España siempre pierde con Sánchez

Los sondeos que maneja Ferraz sobre lo que ocurrirá en el País Vasco este domingo no son como para poner a enfriar las botellas de cava. Bildu le roba votos al PSOE, de ahí que se hayan lanzado en tromba sus dirigentes en la recta final de la campaña a señalar la inmoralidad que supone que los de Arnaldo Otegi no sean capaces de renunciar a la asesina ETA. Pedro Sánchez se ha pasado de frenada blanqueando a su “socio preferente” filoetarra y, ahora, la bestia es quien lleva la voz cantante.

Y esta circunstancia, precisamente, el miedo a que llegue “el coco” a mandar, pregonada por tierra, mar y aire por los socialistas, es la que utiliza inteligentemente el PNV en estas últimas horas. Juega a expandir la incertidumbre de la llegada al poder de los proetarras de la mano, precisamente, de alguien con tan poca credibilidad y que cambia tanto de opinión como Sánchez. Saben los peneuvistas que es el mejor camino para quitar votos a PP y, además, al PSE. Es el voto útil agitado sin careta.

Con todo, lo que va a ocurrir, si las cosas siguen el camino emprendido, es encontramos el domingo con que Bildu y PNV, es decir, los partidos soberanistas vascos, acaparan casi el 70% de los votos en el País Vasco, un crecimiento desmesurado. O sea: la máquina 'sanchista' de crear radicales y separatistas en España sigue a pleno funcionamiento. A.M.BEAUMONT