| 06 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Cristina López Schlichting
Cristina López Schlichting

Cristina López Schlichting relata en Trece TV sus años como reportera de guerra

La periodista y locutora de las mañanas del fin de semana de COPE ha querido compartir con los espectadores algunos de los momentos más duros de su trayectoria profesional.

| Clara Ballesteros Medios

Cristina López Schlichting acudió como invitada a la última entrega de La Azotea, el programa presentado por Antonio Hueso y María Ruiz en Trece TV, e hizo un repaso a su larga trayectoria profesional como periodista. La presentadora de Fin de Semana de COPE comenzó su carrera profesional cubriendo zonas de conflicto y relató en Trece TV cómo era la labor que desempeñaba en ese momento.

"Recuerdo ir con los guerrilleros y encontrarme una de las placas que llevan los soldados que caen. Estos chicos serbios llevaban una caja de hierro con dos papeles: uno se dejaba con el cadáver y otro se lo quedaban. Yo les dije que me dieran el papel para hacerle llegar a la madre la idea de que había muerto y uno de los chicos rompió los dos papeles y dijo que su madre era una zorra. Son cosas que no se olvidan. El odio que generan las guerras y los nacionalismos tardan mucho tiempo en curarse", comentó la periodista.

Un trabajo como corresponsal que López Schlichting llevó a cabo siendo madre de tres hijos, lo que hizo que se tuviera que separar de ellos. “Fueron tres partos en tres años. En la redacción de ABC me apodaron 'la coneja'. Hacía tantos servicios embarazada que la canciller de nuestra embajada en Bulgaria decía: 'Sí, la periodista que siempre está embarazada'", bromeó.

Cristina López Schlichting

Cristina López Schlichting tiene las ideas claras

Sobre si había tenido la tentación de volver a su etapa de reportera de guerra, la locutora de COPE aseguró que no. "En la etapa de reporterismo duermes en el suelo, haces entrevistas por la noche, requiere una exigencia física y estás mucho tiempo fuera de casa", explicó.

Respecto a cuáles habían sido sus momentos más emocionantes en su carrera periodística, pregunta que fue formulada por su madre desde su casa, López Schlichting comentó que la época en la que estuvo en Kosovo. "Había una casa abandonada y éramos cinco periodista y los guerrilleros nos dijeron que solo podíamos entrar tres. Me dejaron entrar por ser prensa escrita. Recorres una casa donde una familia entera había sido asesinada con un lanzallamas. Ver a la familia sentada con los restos humanos es una de las cosas más impresionantes de mi vida. Fue muy doloroso y llegué muy tocada", confesó.