| 06 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Antonio Resines
Antonio Resines

Resines relata a Cristina López Schlichting en COPE la decisión de su psiquiatra

El actor fue entrevistado en el programa “Fin de Semana” y quiso compartir con la periodista y con los oyentes los momentos más complicados que vivió durante su ingreso por coronavirus.

| Clara Ballesteros Medios

Antonio Resines charló este fin de semana con Cristina López Schlinchting en su programa de COPE y quiso compartir con los oyentes cómo se encuentra tras haber atravesado por una etapa muy complicada cuando se contagió de coronavirus. "Por fortuna ya no estoy convaleciente. Técnicamente, me da de alta el lunes y ya estaría curado. Me falta un pelín de resistencia", comentó el actor, quien se encuentra en seguimiento ambulatorio desde que recibiera el alta hospitalaria el pasado mes de febrero.

El actor se encuentra en estos momentos en Cantabria, lugar al que ha decidido desplazarse para recuperarse y coger fuerzas. Y es que Resines quiso recordar que cuando estuvo en la UCI tuvo entre un 95 y un 97% de probabilidades de no haber superado este duro episodio. "Estuve francamente mal porque no me funcionaban los pulmones. Llegó un momento en el que la respiración asistida tampoco iba a aguantar mucho más tiempo. Hubo un momento bastante crítico", insistió.

 

La experiencia de Antonio Resines en la UCI

El intérprete explicó en COPE que cuando estaba en la UCI le iban despertando para ver cómo reaccionaba. "El problema es que en la UCI lo que tienes son alucinaciones por todos los corticoides que te dan y que te producen delirios. Yo mezclaba mucho la realidad y ese otro mundo en el que estaba viviendo y no era agradable. Siempre estaba en peligro de muerte", contó Resines. Afortunadamente, y tal y como el intérprete relató a Schlinchting, la medicación y la rehabilitación funcionó y logró recuperarse.

Asimismo, la traqueotomía que se le practicó también fue algo muy duro para el actor, tal y como él mismo relató. "Ahí me quedé algo preocupado. Me acojoné. Es un recurso. No conviene estar mucho tiempo con un respirador y, a veces, es la última salida. Estuve un tiempo con la voz rara y estaba preocupado por si se me quedaba así. Lo bueno de la historia es que todo lo bueno que me han dicho que iba a pasar ha pasado. Cuando me levanté la primera vez pensé que me iba a quedar así, hecho un pingajo", confesó.

Respecto a las alucinaciones que tuvo durante su ingreso hospitalario, Resines se lo toma ahora con humor. "Mi psiquiatra dejó de escucharme y me mandó a casa porque estaba hasta las narices de las historias que le contaba", explicó.