| 13 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Gerardo Díaz Ferrán, en el juzgado.
Gerardo Díaz Ferrán, en el juzgado.

Díaz Ferrán tendrá que ser indemnizado por difundir sus imágenes en la cárcel

El expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, gana la batalla judicial contra varios periodistas que difundieron imágenes de su estancia en prisión grabadas a traición por otro preso.

| Raúl Puente Medios

Este jueves se ha conocido que varios periodistas y medios de comunicación han sido condenados a pagar 10.000 euros en concepto de indemnización al expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, del que en el 2019 por emitir imágenes suyas desde la cárcel grabadas con una cámara oculta por otro preso sobre el que también pesa el mismo castigo. Entre ellos se encuentra el presentador de Al Rojo Vivo en La Sexta, Antonio García Ferreras, o la ya desaparecida revista Interviú, del Grupo Zeta, que fue la que dio la exclusiva.

Tal y como informa Vozpópuli, un juzgado de Madrid ha dado la razón al empresario y considera que se ha visto vulnerado su derecho al honor al emitir imágenes de su día a día en la prisión de Soto del Real sin, evidentemente, su consentimiento. Imágenes en las que se le podía ver desde paseando por el patio de la cárcel hasta comiendo, jugando a juegos de mesa con otros reclusos e incluso en visitas con familiares.

El expresidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, durante un juicio.

Por todo ello la juez encargada del caso que fue denunciado como decimos en 2019 considera probada la intromisión en su vida privada, atentando contra su derecho a la intimidad y a su propia imagen. Como suele pasar en este tipo de denuncias, también se exige a estos medios que se retiren de las webs los vídeos, así como las imágenes y artículos en los que se incluye el reportaje fotográfico y grabaciones ilegítimas.

 

El también expresidente del Grupo Marsans fue condenado por varios delitos, destacando blanqueo de dinero, prevaricación, tráfico de influencias y malversación. Ingresó en prisión el 5 de diciembre de 2012, y fue excarcelado el 23 de febrero de 2018 tras valorarse su “excelente comportamiento” en la cárcel.

El preso que grabó las imágenes confesó que recibió cinco tarjetas de teléfono y durante un permiso las vendió también por 1.000 euros a la revista Interviú, también condenada por lo sucedido. Cantidad de dinero que fue a parar a su mujer tras su posterior vuelta a la prisión.