| 28 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Miguel Bosé
Miguel Bosé

El inesperado y tenebroso hilo que une a Miguel Bosé y Verónica Forqué

Entre el alud de reacciones a la impactante muerte de la actriz, se han colado en las redes comparaciones y advertencias sobre la salud mental del cantante y la ola de ataques que padece.

| ESdiario Medios

La conmoción que ha generado la repentina muerte de Verónica Forqué sigue haciendo correr ríos de tinta digital. Entre el aluvión de mensajes de consternación y de cariño para la que fue una de las grandes actrices de las últimas cuatro décadas en nuestro país, continúan arreciando comentarios en las redes sobre los ataques e insultos que padeció la intérprete a raíz de su paso por ‘MasterChef Celebrity’. Sus cambios de humor y su conducta errática que tanto vilipendio cosechó, eran en realidad manifestaciones de su desequilibrio psíquico, una circunstancia que ahora se está destacado y que se pide tener en cuenta para el futuro con otras celebridades. Y entre éstas, el nombre de Miguel Bosé ha sido uno de los más citados.

"Los mismos que ahora se rasgan las vestiduras porque se han reído de Verónica Forqué cuando estaba fatal, ahora han decidido hacer a Miguel Bosé el nuevo 'punching ball'. Os gustará o no os gustará su postura pero no hace falta ser cruel, ni ridiculizarle. ¿No hemos aprendido nada?", ha preguntado la escritora Lucía Etxeberría en su perfil de Twitter.

 

En esta línea han sido muchos los tuiteros que han advertido del ejercicio de "hipocresía" que puede estar al caer con el cantante si algún mal le sucediera. Más allá de los excesos censurables de sus posturas negacionistas.

 

 

Claro que también se ha creado un encendido debate entre los que defienden esta tesis y los que rechazan cualquier tipo de comparación y reclaman "no personalizar" los problemas de salud mental.

Las comparaciones suelen ser odiosas, como es opinión generalizada también en este debate, y no faltan los mensajes que reclaman no establecer paralelismos entre un caso y otro. Por no hablar de los que se han visto alentados en sus críticas feroces contra Bosé por su negacionismo, por sus problemas con Hacienda o con sus exabruptos en los medios de comunicación.