| 06 de Agosto de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
María Peláe
María Peláe

Toñi Moreno se la cuela a la cantante María Peláe y Canal Sur goza con la bronca

El equipo del programa "Gente Maravillosa" se compinchó con la representante de la artista y ésta se vio envuelta en una situación nada agradable y ante la cual no estuvo dispuesta a ceder.

| Clara Ballesteros Medios

La cantante malagueña María Peláe fue víctima de una cámara oculta en una peluquería organizada por el programa Gente Maravillosa de Canal Sur. El espacio, conducido por Toñi Moreno, tenía toda la trama organizada en el establecimiento. Khadija Ajahiou, una joven española de ascendencia marroquí, decidió con doce años que quería usar el yihab, motivo por el que se sintió discriminada en multitud de ocasiones.

Basándose en su testimonio, el espacio de Canal Sur decidió hacerle una cámara oculta a María Peláe. La representante de la artista la llevó a la peluquería con la excusa de que iba a hacer una colaboración. Mientras la estaban peinando para la sesión de fotos, María escuchó la conversación que la encargada del local estaba teniendo con una joven que se disponía a empezar su primer día de trabajo allí.

La jefa no veía con buenos ojos que la empleada llevara el velo islámico y le pidió que se lo quitara porque no daba buena imagen al establecimiento. "El pañuelo te lo tienes que quitar. Un complemento está muy bien para la calle", le dice a la joven. "Pero es que no es un complemento. Para mí es parte de mi religión, es como mi identidad", responde la chica.

 

La reacción de María Peláe

Ante lo que estaba sucediendo, la cantante no pudo quedarse callada. "Le está prohibiendo ser lo que ella quiera ser", le dijo Peláe a la encargada de la peluquería. "Pero esto es un trabajo. En la calle puede hacer lo que quiera, como si se quiere tirar ahí en medio y rezarle a La Meca", dijo la jefa, refiriéndose a la chica como "la mora".

"¡Uy, una mora, madre mía! Qué connotación y qué despectivo", apuntó la cantante, alucinada por lo que estaba presenciando hacia la chica musulmana. "Es como si a mí no me dejaran entrar porque llevara una estampita de un Cristo en mi monedero, que de hecho la llevo y me preguntaran que por qué la llevo", dijo indignada Peláe.

"Si se le niega el trabajo yo no voy a colaborar… tampoco soy buena imagen para vosotros", apuntó tajantemente. Fue en ese momento cuando le dijeron que había sido víctima de una cámara oculta. "¡Qué mal rato he pasado!", aseguró. Un gesto que mantuvo a los espectadores de Canal Sur enganchados al programa, el cual registró este jueves un dato más alto que en su entrega anterior, con un 10,4% de share y 216.000 seguidores.