| 23 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pilar Rubio se enfrentaba anoche a uno de sus momentos más complejos como jurado de "El Desafío"
Pilar Rubio se enfrentaba anoche a uno de sus momentos más complejos como jurado de "El Desafío"

Pilar Rubio paraliza “El Desafío” por la injusticia cometida con un concursante

En una noche de tensiones, la integrante del jurado ha decidido, contra todo pronóstico, salir al quite para defender la actuación de un concursante en en serios apuros.

| Sara Conde Medios

Quinto programa de El Desafío y las pruebas cada vez se ponen más difíciles para los participantes, que afrontan desafíos extremos en condiciones nunca antes vividas. La tensión ya es manifiesta en el plató y no sorprende que alguno de ellos se vea incapaz de llevar a cabo su desafío.

Si en programas anteriores habíamos visto cómo Chenoa o Mónica Cruz entraban en pánico y decidían abandonar sus respectivas pruebas segundos antes de comenzar, esta vez ha sido Pablo Castellano, quien, a pesar de intentarlo, no lograba superar una de las pruebas más difíciles de todas las afrontadas en el programa. 

Valoración injusta

El marido de María Pombo se veía en la tesitura de tener que conducir un coche marcha atrás sobre una pasarela sin sufrir una caída, pero tras varios intentos, no consiguió superarlo, ni siquiera en el ensayo previo a la gala. El influencer bromeaba con los nervios a flor de piel: “La marcha atrás nunca se me ha dado bien", tratando de restarle tensión a la situación, al ponerse frente al jurado, tras intentar una prueba que, hasta el coach técnico lograba solo una vez, ayudado, además por miembros del equipo.

Un reto que el presentador también explicaba: "Lo que tiene que hacer Pablo Castellano es dificilísimo", saliendo en su defensa, pues nunca antes se había realizado algo así y que el concursante consiguió superar hasta el primer tramo de pasarela, recibiendo una gran ovación del público. 

Llegaba el turno del jurado y, Juan del Val daba la cara en defensa del marido de María Pombo: "Hay pruebas difíciles y otras que rayan lo imposible. Esto es lo que se ha demostrado con esta prueba", decía, secundado por el resto del jurado. Sin embargo, Pilar Rubio y Santiago Segura valoraban el reto del concursante con solo un punto, mientras Juan del Val le concedía tres. Roberto Leal les recordaba a los tres jueces que aún no habían utilizado el botón de la injusticia, un mecanismo que puede sumar o restar cinco puntos al concursante que ellos quieran, pero que solo puede ser utilizado una vez en cada temporada.

Pablo Castellano se convertía así en el menos votado de la noche, a pesar de reconocerse la dificultad de su prueba pero, tras defender sus puntuaciones, Pilar Rubio reaccionaba de manera sorprendente y se levantaba para pulsar el botón de la injusticia a su favor, explicando su decisión “creo que la prueba ha sido una injusticia para él porque su coach solo la había conseguido una vez”, afirmando rotunda que “no había sido su culpa”.