| 02 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Mariló Montero y Victoria Rosell, durante el programa de "Todo es mentira".
Mariló Montero y Victoria Rosell, durante el programa de "Todo es mentira".

Mariló Montero se enfrenta a Victoria Rosell y catapulta a Cuatro

La copresentadora de "Todo es mentira" no ha dudado ni un segundo en contestar a las "acusaciones" de la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género: "inventa unas cosas tremendas".

| Sandra Miras Medios

Todo es mentira y su copresentadora, Mariló Montero, han estado en el foco de atención este miércoles. La compañera de Risto Mejide y la delegada del Gobierno contra la Violencia de Género, Victoria Rosell, protagonizaron un "enfrentamiento" en la pequeña pantalla mientras analizaban el revuelo ocasionado a raíz de la entrada en vigor de la Ley de Garantía de la Libertad Sexual. Una disputa que, además, ha coincidido con la subida de los datos del programa, obteniendo un 4,9% de cuota y una media de 484.000 espectadores. Todo esto, después de que algunos agresores sexuales hayan visto reducidas sus condenas tras la revisión de sus casos. 

Durante su intervención, además, Rosell aseguraba que "ni el Consejo General del Poder Judicial, ni el Consejo Fiscal ni el Consejo de Estado ni ningún grupo parlamentario pudo prever que no bajando las máximas hubiera esta oleada de revisiones, por lo que estamos oyendo por ahora, muchas erróneas". Estas palabras llamaron la atención de Mariló, que no pudo evitar señalar que "está acusando a los jueces de prevaricar de alguna forma porque no están cumpliendo la ley".

 

Mariló y Victoria, enfrentamiento en Todos es Mentira

A la delegada no le gustó nada la interpretación de la periodista y la interrumpió molesta: "¿Yo he dicho la palabra prevaricar? Lo ha dicho usted, Mariló", para continuar increpando a la presentadora en plena conexión: "Le rogaría, por favor, que no manipule mis palabras y menos poniendo en mi boca algo que sería susceptible de querella por calumnias". Pero la presentadora del programa de Cuatro no estaba dispuesta a rendirse: "Ha dicho que los jueces, yo lo he entendido así, no están cumpliendo la ley, que no están aplicando la ley".

 

Tras esto, entraba en juego el juez decano de Melilla, Fernando Portillo, quien daba su punto de vista sobre esta cuestión: "Lo que no pueden ahora los responsables políticos es responsabilizar a la carrera judicial de las herramientas que ellos nos han dado".

Estas declaraciones tampoco convencieron a la delegada, volviendo a formarse una trifulca, algo que Mariló ya no aguantó y saltó: "Señora Rosell, vamos a ver, es que inventa unas cosas tremendas. Eso sí que es verdad y no miento. Yo no estoy insultando, yo he cogido palabras textuales de la ministra Irene Montero y ustedes han dicho el sistema judicial español es machista y que son reaccionarios y que no están cumpliendo la ley. Y no cumplir la ley es prevaricación. No nos inventamos cosas", zanjaba.