| 13 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
¿Vale de algo que Iglesias ganara, como dicen, el debate a cuatro?
¿Vale de algo que Iglesias ganara, como dicen, el debate a cuatro?

Por qué ganó Iglesias el debate a cuatro frente al acierto de Rajoy

Dos días después se sigue sin hablar de otra cosa que del enfrentamiento televisivo del siglo y siguen trascendiendo detalles de lo que pasó y de lo que puede significar el próximo 20-D.

| Isabel de Dios Medios

Un par de días después, todavía no se habla de otra cosa que del debate a cuatro de Atresmedia, que muchos creen que ganó Pablo Iglesias y José Antonio Zarzalejos se pregunta en El Confidencial, ¿por qué ganó el líder de Podemos el debate? A su juicio, "Iglesias es –muy a distancia de Rivera, que por eso resulta más solvente por inquieto y nervioso que se mostrase en el debate- un político para impresionar a electorados volátiles sufridores de la crisis, accidentales en su opción en el sector de la izquierda decepcionada y, por lo tanto, más interesados por el vuelco que por el cambio. Iglesias se mueve en el adanismo político que consiste en el hábito de comenzar una actividad pública como si nadie lo hubiese hecho antes. Descubre todos los días el Mediterráneo. Iglesias es un hallazgo de unos tiempos en los que la clase política se mueve en el vacío y la democracia se ha hecho banal, lo que se corresponde con electorados volátiles y descreídos. Luego, la dura realidad -¿alguien se acuerda de la Grecia de Tsipras?- suele ser otra cosa". 

No obstante, según José Apezarena en El Confidencial Digital, "creo que habrán sido muy pocos, poquísimos, los españoles que hayan cambiado de opinión como consecuencia del enfrentamiento dialecto celebrado el lunes. Muy pocos lo que habrán optado por una papeleta distinta. Los debates electorales suelen servir más bien para reforzar la propia opinión, lo que uno ya tiene en la cabeza. Cada cual describe la feria según le va en ella, y por tanto, ocurra lo que ocurra, concluye que su candidato lo ha hecho muy bien y los contrarios muy mal. Y no es que se engañen, es que ‘ven’ así las cosas, así las perciben realmente. Es lo del viejo axioma de que, lo que se recibe, se recibe al modo del recipiente". 

Marcial Martelo tira de ironía en ESdiario y señala: "Ni Sánchez ni Rivera ni Iglesias ni Sáenz de Santamaría. Lo llamativo fue ver a la presentadora haciendo un inédito ejercicio de humildad para no saltar el atril. Y eso es lo que nos ha proporcionado el debate del lunes (además, claro está, del disfrute de asistir al inédito ejercicio de humildad de Ana Pastor, reprimiendo su natural instinto de saltar por encima de la mesa y ocupar el lugar de los candidatos)". 

Almudena Negro está convencida en VozPópuli de que al presidente del Gobierno le está funcionando su estrategia de comunicación y no ir a los debates a cuatro: "A Mariano Rajoy no le favorecería nada ir a debatir con tres chavales. Que una cosa es que se esté vendiendo la experiencia de gestión frente a la impulsividad un tanto infantil de los recién llegados, y otra la imagen de un abuelo dando lecciones a sus nietos. Finalmente, Rajoy sabe que casi todo dependerá del debate elegido: el que mantendrá con el indeciso líder de la oposición, Pedro Sánchez. Ese será el momento de presentar propuestas, de mostrarse como un estadista y de presentarse como la única opción de voto útil". 

A todo esto, dice Manuel Ortega en ESdiario que "el debate de Atresmedia arrolló sin piedad al organizado por el periódico de Prisa, que lo ha pagado golpeando a quien tantos favores debe en los últimos años. El País ni perdona ni recuerda las ayudas prestadas por la vicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. En su edición de este martes, el periódico esconde en páginas interiores el debate y pone bastantes de sus esfuerzos en desacreditar a la representante del PP en el mismo". 

Y para Fernando Jáuregui en Diario Crítico "todavía nos queda, en esta campaña, un ‘cara a cara’ televisivo entre Rajoy y Sánchez. Los dos, por cierto, acudirán antes a programas de audiencia millonaria en televisión que están dirigidos por mujeres. Los finalistas, si es que lo son ellos dos, que lo más probable es que sí, son hombres. Pero muchos de sus espectadores estarán pensando, cuando escuchen sus discusiones, en Soraya. O en Susana, quién sabe. ¿No andan por ahí las apuestas de futuro no tan lejano, al fin y al cabo, tras lo que ocurra dentro de ya menos de dos semanas?". 

Mientras tanto, y con la mirada puesta en lo que verdaderamente importa, los votos, dice José Alejandro Vara en VozPópuli que "Rajoy oculta a sus ministros económicos mientras presume de la recuperación": "Los ministros económicos permanecen casi inéditos en este arranque de campaña electoral del PP. El PP no los quiere. Tan sólo Fátima Báñez protagonizó un acto junto a Rajoy durante el puente de la Constitución. Montoro y Guindos no se han estrenado. En el partido los consideran un lastre, aunque se incorporarán a algunos actos en el futuro". 

Al contrario que hace el líder de Podemos con los "otros Pablo Iglesias que mantendrán a flote el partido el 20-D". Según El Confidencial, "la remontada a la que está apelando Podemos en campaña no tiene el epicentro en Madrid, sino en las periferias. El liderazgo de varios líderes territoriales supera incluso al de Iglesias La confluencia y los hiperliderazgos de faros políticos que ni siquiera militan en Podemos, sino en otras formaciones territoriales como es el caso de Ada Colau, Mónica Oltra o Xosé Manuel Beiras, marcan la diferencia. Son los otros “Pablo Iglesias” que podrían disparar los resultados de la formación emergente el próximo20 de diciembre". 

Claro que los líos del marideo de Manuela Carmena no ayudan mucho y encima este miércoles OK Diario abre asegurando que la alcaldesa de Madrid compró parte de un chalé de lujo con 60.000 euros en billetes: "La alcaldesa de Madrid compró la tercera parte de un chalé propiedad de la abogada Cristina Almeida, situado en la lujosa zona Conde de Orgaz de la capital, por 180.000 eurosLa entonces jueza abonó esta cantidad en tres plazos de 60.000 euros, entre julio de 2003 y marzo de 2004. Según se desprende del Registro de la Propiedad, Carmena realizó al menos uno de estos pagos de 60.000 euros en billetes. La operación se realizó mediante un contrato privado y no se elevó a pública hasta cinco años después, en 2009". 

Mientras tanto en Cataluña, dice Pablo Planas en Libertad Digital que el entorno de Artur Mas "empieza a calibrar la repetición de las elecciones autonómicas en marzo como el escenario más plausible de la política catalana. La presión ha cambiado de bando. Si hasta hace unos días los medios nacionalistas acosaban a los diputados de la CUP para que no detuvieran el proceso separatista con su no a Mas; ahora es éste quien debe aguantar el chorreo de mensajes, privados y públicos, a favor de cerrar el lamentable capítulo de la negociación con la CUP y dar un volantazo estratégico".