| 13 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El exministro y actual diputado José Luis Ábalos, en una imagen reciente.
El exministro y actual diputado José Luis Ábalos, en una imagen reciente.

Federico Jiménez Losantos se venga de Ábalos por lo que comentó del caso Delcy

El comunicador de EsRadio acaba de recibir buenas noticias sobre una denuncia que le puso el exministro socialista por hablar de sus líos con la polémica política venezolana.

| Pablo del Campo Medios

En la actualidad, José Luis Ábalos es más popular por sus intervenciones en Todo es Mentira, el programa que conduce Risto Mejide en Cuatro, que por sus actuaciones en el Congreso de los Diputados, donde sigue ocupando su escaño como diputado socialista. Pero hubo un tiempo no muy lejano en el que el político valenciano era uno de los puntales del PSOE y del Gobierno, como ministro de Transportes, hasta que cayó en desgracia y Pedro Sánchez decidió prescindir de sus servicios. 

 

Fue después del llamado escándalo Delcy, la ya histórica reunión secreta mantenida por Ábalos en enero de 2020 en el aeropuerto de Barajas con la nº 2 del régimen venezolano de Nicolás Maduro. Aquello dio lugar a infinidad de comentarios, críticos en su gran mayoría, en todos los medios de comunicación. Uno de los más duros fue, por supuesto, Federico Jiménez Losantos, tanto, tanto que Ábalos decidió denunciar las palabras del comunicador aragonés antes los tribunales. 

Pues bien, Losantos puede presumir de una gran victoria judicial frente al político socialista después de ser absuelto por el Juzgado de lo Penal nº 3 de Madrid del delito de calumnias e injurias por el que le denunció el antiguo ministro de Transportes. 

Ábalos pierde en los juzgados ante Jiménez Losantos

Según ha informado Libertad Digital, la sentencia da la razón a Jiménez Losantos asegura que "las palabras emitidas por el querellado en su programa atribuyen al querellante su participación en el hecho de permitir la entrada en territorio nacional de cuarenta maletas que pertenecerían a la vicepresidenta venezolana, las cuales contendrían cocaína, oro o divisas, utilizando la conjunción ‘o’ entre todas las posibilidades". 

Dice, además, que "el acusado realizó una especulación sobre el contenido de las maletas, el cual se desconoce a día de hoy, pero sin atribuir claramente al querellante un delito... con lo que no cabe condenar al querellado por el delito de calumnias". 

Para absolver del delito de injurias, el magistrado confirma que "el derecho al honor debe ponerse en relación al derecho a la información y a las libertades de opinión y de expresión".