| 21 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Lluís Guilera, durante la conexión con Paula Filgueras.
Lluís Guilera, durante la conexión con Paula Filgueras.

TVE pone a una de sus reporteras en peligro por contar la borrasca Ciarán

La periodista Paula Filgueiras ha vivido en primera persona los estragos del temporal en La Coruña, pues ha tenido que luchar contra las fuertes rachas de viento durante una conexión.

| Rocío Díaz Medios

La borrasca Ciarán ha puesto sobre la mesa un debate que siempre sale a la luz cuando España sufre situaciones climatológicas como esta: la necesidad de si los reporteros de televisión deben contar in situ los estragos que provocan temporales como el de estos días. Un claro ejemplo lo hemos podido ver este mismo jueves durante una conexión en directo con el informativo que estaba presentando Lluís Guilera en el Canal 24 Horas de TVE. "Esta es la imagen que estamos recibiendo ahora mismo. Esta es la dificultad que está teniendo nuestra compañera en La Coruña para informarnos de la situación del temporal", decía el presentador desde plató.

 

Mientras que Guilera pronunciaba estas palabras, en el plano se podía ver a la reportera Paula Filgueiras intentando sostener el paraguas por los fuertes vientos. La periodista se encontraba a pocos metros de las aguas del Océano Atlántico y se podía apreciar perfectamente cómo el mar estaba completamente agitado. "Paula, no sé si me escuchas, si tienes capacidad de este directo y te agradecemos el esfuerzo que estás haciendo para contarnos lo que está pasando ahora mismo en el nordeste peninsular", añadía Guilera para dar paso a la periodista.

 

Una periodista en peligro por la borrasca

Paula, de manera muy profesional, y luchando contra 'viento y marea', procedía a informar a la audiencia del estado de la borrasca en Galicia: "Como podéis observar estamos en alerta roja y estamos en la entrada de la bahía, es decir, no estamos mar adentro donde las olas pueden alcanzar los nueve metros de altura". A esta información, añadíq que "las rachas de viento pueden alcanzar los 80, incluso 90km/h y que están provocando incidencias en los tres aeropuertos de Galicia, con diez vuelos afectados. También hay restricciones en el servicio ferroviario". De hecho, tuvo que terminar su crónica antes de lo previsto porque no podía mantenerse firme por culpa del viento. 

 

Ante la dificultad para continuar, el presentador de RTVE despedía a su compañera, agradeciendo nuevamente su labor: "Muchas gracias, Paula, por este directo, y como decía agradecerte el esfuerzo que está haciendo nuestra compañera para informarnos", decía mientras continuaban los apuros para la reportera, que no dejaba de luchar con el paraguas que llevaba. "Vete a una zona un poco más segura", rogaba, por último, un preocupado Guilera que no apartaba la mirada de la pantalla en una escena casi surrealista. Finalmente, la periodista se apartaba del plano para resguardarse del temporal que mantiene en alerta a un total de 48 provincias. Y, como es lógico en estos casos, la escena ha sido muy comentada en redes sociales, donde se ha criticado muy duramente a la cadena por mandar a una reportera a cubrir este temporal.