| 20 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Imanol Arias, en una fotografía reciente.
Imanol Arias, en una fotografía reciente.

Bronca tuitera por ver quién es más progre para saltar al cuello de Imanol Arias

El popular actor se mostró en una entrevista muy crítico con el cumplimiento obligado de la controvertida agenda 2030 y ha faltado tiempo para leer críticas de todo tipo.

| Pablo del Campo Medios

Después de dar por terminada su experiencia como Antonio Alcántara en Cuéntame, Imanol Arias se encuentra actualmente en plena promoción de su nueva obra de teatro, Mejor no decirlo, en la que comparte protagonismo con la actriz Mercedes Morán.

Por este motivo, Arias ha sido entrevistado en Infobae, donde ha repasado gran parte de su exitosa trayectoria profesional. Sin embargo, lo que más se ha destacado de la conversación ha sido la crítica que el actor realiza, particularmente, a la Agenda 2030, cuyo cumplimiento se impone desde el gobierno de Pedro Sánchez

Imanol Arias ha asegurado que intenta buscar hasta el más mínimo resquicio para llegar al final de su vida sin cumplir sus recomendaciones porque "te asesina": "Si me recomiendan ahora mismo que beba agua del grifo, no la bebo porque sé que me envenenan".

 

Según Arias, "somos vasallos felices abrazando una tecnología, trabajando para ella, creyendo que nos facilita las cosas, y sin reaccionar cuánto sabe de nosotros y la medida en la que nos transforma". "Creo que estamos en vías de ser la sociedad más sumisa e infeliz de toda la historia de la humanidad. Eso sí, con grandes logros y rarísimos tipos multimillonarios que se han adueñado de la medicina, la alimentación, el transporte y la moral", añadía.

 

Las reacciones ante estas opiniones no se han hecho esperar y han llegado las esperadas críticas. Por ejemplo, la periodista Maruja Torres no ha dudado en calificar a Imanol Arias como "más corto que las mangas de un chaleco", y un compañero en las labores de actor, como Joaquín Kremel, con quien coincidió en la mítica serie de televisión Los ladrones van a la oficina, aprovechó el mensaje de Torres para apostillar: "Corto y trepa". 

En los últimos tiempos, no hay ocasión en la que hable Imanol Arias y no suba el pan. Sucedió, por ejemplo, cuando tuvo que pedir perdón después de ofender a los trabajadores de Televisión Española o cuando, más recientemente, atacó al gremio de los guionistas, coincidiendo con los últimos episodios de Cuéntame cómo pasó