| 18 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La presentadora de 'Espejo Público', Susanna Griso.
La presentadora de 'Espejo Público', Susanna Griso.

El okupa de Lavapiés saca de quicio a Susanna Griso: "Lo que me faltaba por oir"

| Raúl Puente Medios

El último caso de okupación de una vivienda que ha saltado a los medios de comunicación ha tenido lugar en el madrileño barrio de Lavapiés. Allí una pareja de origen rumano ha ocupado la casa de una anciana de 87 años que ahora mismo está viviendo en Canadá por un asunto médico. Televisiones como Antena 3 o Telemadrid han sido las primeras en acudir para tratar el asunto y hablar con las vecinas y amigas de Pepi -la propietaria-, que exigen que desocupen la vivienda de su vecina.

Este martes fue cuando se conoció la historia y el día en el que los programas Espejo Público y Madrid Directo acudieron al lugar para ver lo que estaba pasando. Allí los okupas -Costel y Alondra- abrieron las puertas del piso tanto a los enviados del espacio de Susanna Griso como al de la autonómica madrileña y comprobaron el estado del mismo junto a las vecinas.

Se podía ver todo desordenado y cómo las cosas de valor de Pepi estaban amontonadas en una habitación. Esta es una de las principales quejas de las vecinas: que al menos no tire las cosas de la dueña. Mención especial a unas cenizas que en principio se aseguró eran del difunto marido de la propietaria pero que Costel ha afirmado este miércoles que son de una mascota.

Tras este primer acercamiento, Espejo Público ha vuelto a este edificio de Lavapiés para tratar el tema con mayor profundidad, contando con la postura de las vecinas y el okupa. Este último defiende que ha ocupado la casa porque está abandonada y en mal estado. Mientras que las vecinas y los colaboradores y presentadora del magacín apuntan a que este no es un motivo para usurparle la vivienda a una persona, esté viviendo o no ahí en ese momento.

Sin embargo, Costel sabe -y así lo ha repetido en varias ocasiones- que la ley le protege y ese es precisamente el problema al que han apuntado colaboradores como Mariló Montero, que ha insistido en que el okupa está muy enterado de la norma. Otros como Rubén Amón ha puesto el foco precisamente en que lo que provoca el problema es la ley y no la persona que ocupa la casa y que tiene una necesidad.

 

Pero sin ninguna duda la que más indignada se ha mostrado ha sido Susanna Griso, que ha pedido hablar directamente con Costel. Ambos han mantenido una conversación que básicamente ha consistido en un tira y afloja con el okupa poniendo excusas y escudándose en esos argumentos: la casa está vacía, en mal estado y que conoce la ley de España. Por su lado Griso repetía que esos no son argumentos válidos para robarle la casa a una mujer, aunque ahora no viva allí, lleve meses fuera e que el estado de la vivienda tampoco influye.

“He visto todo tipo de excusas para okupar una vivienda, pero decir que tiene humedades y polvo, esta ya es la última. Lo que me faltaba por oír”, expresaba Griso ante la insistencia del okupa, que repetía una y otra vez que la casa estaba en mal estado antes de su llegada.

“Es un caradura” se podía escuchar de fondo por parte de una colaboradora del programa. Tal era el hartazgo de Susanna Griso que ha decidido cortar por lo sano y ni siquiera despedir al okupa porque ha llegado un punto en el que el asunto no daba para contar más de lo contado.

También han estado allí de nuevo las cámaras de Telemadrid, en este caso las de Buenos días Madrid, que también han sido recibidas por Costel.