| 21 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
MIguel Ángel Revilla en el programa de Joaquín 'El novato'
MIguel Ángel Revilla en el programa de Joaquín 'El novato'

Revilla revela a Joaquín cuando casi dimite por culpa de Sardá y la boda del Rey

El presidente de Cantabria ha sido el maestro del exfutbolista en su intento de ser político y éste ha desvelado uno de los momentos más difíciles de su carrera.

| ESdiario Medios

Miguel Ángel Revilla ha sido el encargado de mostrar a Joaquín otro oficio, el de político. 'El novato' de Antena 3 ha contado con la presencia del presidente cántabro que ha desvelado todo lo vueno y lo malo de su vida en la política develando el día que estuvo a punto de dimitir por culpa del famoso programa de Xavier Sardá, Crónicas Marcianas

"Me invitaron a la boda de los Príncipes, actuales Reyes. Aurora -su mujer- y yo íbamos de punta en blanco. He ido a muchas bodas y, aquí, en Cantabria, se tira la casa por la ventana. Empiezan a sacar platos como locos", explicaba Revilla.

Cuando llegaron al enlace real comenzaron a servir queso y jamón. "Resérvate, que abajo va a haber munición acorde con una boda real", asegura Revilla que dijo a su esposa. Sin embargo, el menú no fue lo que esperaba: "Me fui a la mesa a ver qué había. Me mosqueé porque vi escrita poca letra y rara. Era un crêpe de croie a las finas hierbas, que al final era un canapé muy pequeño" y de segundo pularda, "aunque eran rodajas finas de pechuga".

Poco después, en una emisora local, el presidente fue preguntado por la celebración: "Yo hablé bien de la boda. De que la reina Letizia iba guapísima y que todo estaba muy organizado, pero también dije que a las siete de la tarde me tuve que comer un bocadillo". Unas palabras que corrieron como la pólvora y llegaron a Crónicas marcianas .

"Yo no vi el programa, pero seis millones de personas sí. Fue un programa de una hora dedicado a mí. Esa noche había un tribunal en plató en el que se decía 'esto pasa por invitar a gente de pueblo'. El único que me defendió fue Boris Izaguirre", aseguraba el presidente de Cantabria

A la mañana siguiente recibió una llamada que le puso sobre aviso y fue la que le hizoplantearse su dimisión ante el revuelo causado : "Miguel Ángel, te lo dije, la televisión iba a acabar contigo", ha dicho.

De hecho, ya tenía decidido que iba a presentar la dimisión, pero antes iba a ir a un acto en la Universidad Menéndez Pelayo, que le daba a Vargas Llosa una medalla de oro. Al bajarme del coche oficial, que me temblaban las piernas, oí un aplauso general", y fue cuando decidió que se quedaba. Y hasta ahora.