| 24 de Mayo de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
Anabel
Anabel

La extraña manía por la que una comensal ha rechazado a su cita en 'First Dates'

“No me sientes a un Mosso d’Esquadra, a un Policía ni a un Guardia Civil”, aseguraba la mujer antes de comenzar su cita, aunque sus manías no quedarían ahí.

| ESdiario Medios

Anabel llegó al restaurante de First Dates con las cosas muy claras y al ver directamente a Luis ha sentido que no era su tipo, y es que la comensal es una mujer con las cosas muy claras y unas manías muy concretas que no tardó nada en desvelar.

Antes de que Lidia le presentara a su cita, Anabel le advirtió a ella y a Matías que no soportaba ni a los hombres con camisa ni estaba dispuesta a compartir mesa ni con “un policía nacional, un ertzaina ni un Guardia Civil”. Al escucharla, Matías se marchó de la barra con un “hasta luego”.

 

Lidia Torrent respiró tranquila al ver que Luis no venía en camisa, pero la alegría le duró muy poco porque nada más verle, Anabel le soltó que también tenía una manía y tampoco soportaba los jerséis de punto. Luis se quedó atónito ante tal descubrimiento, sintiendo ya que su cita no iba a funcionar, pero Lidia le ha echado una mano y le recordó a la soltera que ella llevaba un vestido de punto “me lo he comprado para venir aquí y no me lo voy a poner más”. Algo que Lidia le ha dicho que también había hecho Luis.

Anabel y Luis tenían claro que su cita no iba a llegar a ningún sitio, pero han intentado mantener la compostura hasta el último momento. Luis ha sentido que Anabel no le daría la tranquilidad que necesita y ella que él no era el tipo de hombre que había pedido “les he dicho que no quería un hombre guapo”.

Luis ha bromeado con ella diciendo que se habían equivocado porque él era guapo y ella le ha dado la razón. Él también ha tenido claro que más allá de que llevara o no jersey, entre ellos no había existido ningún tipo de feeling.