| 23 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Almodóvar acude a los Premios Goya y sale escaldado en redes
Almodóvar acude a los Premios Goya y sale escaldado en redes

La dudosa reivindicación de Almódovar sobre el escenario de los Goya

El cineasta intentó defender su buen desempeño financiero, a pesar de haber sido investigado en más de una ocasión por la supuesta gestión de sociedades opacas para evitar tributar.

| Sara Conde Medios

No es la primera vez que se pone en entredicho la gestión patrimonial de las grandes fortunas en España. Las recientes declaraciones de Gallardo sobre el empleo de las subvenciones destinadas a la industria del espectáculo y la respuesta de Pedro Almodóvar en la gala de los Premios Goya han abierto una brecha que nunca fue del todo cerrada.

El de Almodóvar ha sido durante años uno de los muchos nombres famosos asociados a los papeles de Panamá, entre los que figuraban también personajes públicos como Messi, Bertín Osborne, los Thyssen-Bornemisza o Imanol Arias, que hace años se vieron envueltos en la filtración de evasores en paraísos fiscales.

Dudosas afirmaciones

No es la primera vez que se habla de la manera en la que los hermanos Almodóvar administran su patrimonio familiar. El caso más sonoro, la creación de la sociedad holding El Deseo, perteneciente a ambos, que ostentó hasta 2013 el 97,97% de una Sicav que cambió sucesivamente de nombre desde su apertura a finales de 1998 hasta 2010, cuando pasó a llamarse Macri Inversiones Sicav.

Agustín Almodóvar figuraba entonces como consejero delegado de la firma y su hermano aseguraba en una entrevista posterior a un medio español, no saber nada al respecto, ya que era su hermano “quien se ocupaba del aspecto económico mientras él se dedicaba a crear”.

El manchego tuvo que hacer frente a las acusaciones que los situaban como apoderados en la sociedad Glen Valley Corporation desde junio de 1991 hasta noviembre de 1994, gestionada por una sociedad panameña en Ginebra y Agustín se vio obligado a desmentir que su hermano conociera la situación, pues él se encoentraba desde el principio al frente de la gestión económica de sus sociedades.

La empresa estuvo activa entre los años 1991 y 1994 y tuvo un capital social inicial de 50.000 dólares repartidos en 50.000 acciones y coincidió con los mayores éxitos del cineasta en cartelera. En 1990 estrenaba ¡Átame!, con la que consiguió 3,1 millones y apenas un año después, en 1991, se estrenaba Tacones Lejanos (superando los 5 millones en taquilla).

En 1993 se estrenó Kika, que llevó un millón de espectadores al cine y dejó tres millones de euros en taquilla. Además, los hermanos Almodovar produjeron ese mismo año Acción Mutante de Álex de la Iglesia, que hizo más de un millón.

Los Almodóvar también resultaron afectados por el escándalo Madoff, ya que la citada Sicav invirtió cerca del 5 por ciento de su patrimonio en Lux Invest, uno de los fondos perjudicados por la estafa piramidal.