| 20 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
s
s

¿Dónde puedo cargar mi coche eléctrico?

Con apenas 20.000 puntos de recarga activos, y apenas el 20% de alta capacidad, España sigue a la cola de Europa en cuanto a infraestructuras para la electromovilidad. Madrid mejora la media

| Pablo de Aguinaco Motor

La red de recarga española es todavía deficiente, pero el crecimiento está siendo exponencial y se espera que para 2025 pueda ponerse al nivel de las exigencias europeas. En Carretera la red debe ser de carga rápida, pero en las ciudades se requiere una alta densidad.  Madrid debe llevar la voz cantante, pues es el centro neurálgico en la venta de coches eléctricos, así que como evolucionen sus instalaciones dará una idea de donde podemos estar en unos años.

Según el último Barómetro de Electromovilidad, en España existen 20.243 puntos de recarga de vehículos eléctricos. Estos juegan un papel fundamental en el asentamiento de la movilidad eléctrica, que cada vez gana más terreno en la lucha contra el cambio climático. El crecimiento de las ventas de este tipo de vehículos hace que sea importante por parte de los usuarios el conocer cuál es el presente y futuro de estos puntos de recarga.

Podemos encontrar 1346 puntos de recarga en Madrid, de los cuales, 299 se añadieron en tan solo 6 meses. Es por esto, por lo que, podemos afirmar que la red de electrolineras está creciendo a un ritmo alto. La autonomía actual de los últimos lanzamientos eléctricos no presenta problemas para un uso diario. La mayoría de estos puntos de carga tienen un cargador de tipo 2

Mapa puntos de recarga Madrid

Según este informe, las matriculaciones de vehículos eléctricos crecieron un 20,9% durante 2022

La tendencia a tener coches eléctricos cada vez es mayor debido a sus múltiples ventajas y su contribución con la sostenibilidad del planeta. La compra de un vehículo eléctrico permite ahorrar en el consumo de combustible así como disminuir los gastos vinculados al mantenimiento. A esto se suma el aparcamiento gratuito en zonas de estacionamiento regulado, la exención de peajes y otros beneficios fiscales asociados a algunos impuestos. Sin olvidar su menor impacto en el medioambiente por la reducción de emisiones de CO2.

Según datos de AEDIVE (Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico) el parque actual estimado de vehículos eléctricos en España alcanza los 100.425. Según este informe, las matriculaciones de vehículos eléctricos crecieron un 20,9% durante 2022. Este mapa realizado por el Ayuntamiento de Madrid te permite encontrar el más cercano a ti.

La importancia de los puntos de recarga

La ubicación de estos puntos de recarga se puede consultar a través de herramientas como el mapa de Google Maps

Para el crecimiento y futuro asentamiento del sector es esencial la presencia de los puntos de recarga. Estos, si no son de carácter privado, se suelen encontrar en las llamadas electrolineras, un término que cada vez es más frecuente y que ya está recogido y avalado en algunos diccionarios de uso.

La ubicación de estos puntos de recarga se puede consultar a través de herramientas como el mapa de Google Maps o el proporcionado por Electromaps, empresa que ayuda a los conductores de vehículos eléctricos a encontrar los puntos disponibles en todo el mundo, tanto gratuitos como de pago.

El ranking en Europa lo lidera Países Bajos con 137.052 puntos, Francia, le sigue con 29.869 y Alemania con 41.923

Según Electromaps, en España existen 12.149 puntos de recarga de uso público, de los cuales la mayor parte se encuentra en Barcelona (1381), Madrid (1346) y Valencia (731). El ranking en Europa lo lidera Países Bajos con 137.052 puntos, Francia, le sigue con 29.869 y Alemania con 41.923.

El estudio ‘Un modelo de transporte descarbonizado para España en 2050’ elaborado por Monitor Deloitte calcula que, únicamente en términos de estacionamientos de la vía pública o en aparcamientos públicos, se necesitarían entre 65.000 y 95.000 puntos de recarga, si se quiere alcanzar la circulación de cinco millones de vehículos eléctricos en 2030, tal y como contempla el borrador del Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC).

El futuro esperado

Todo apunta a que la presencia de estos puntos de recarga irá experimentando poco a poco este crecimiento. De hecho, las compañías energéticas ya han tomado la iniciativa en esta transición hacia una movilidad más sostenible. Para ello, se han lanzado a la implantación de nuevos puntos y están trabajando para mejorar aspectos como los sistemas de carga. Estos trabajos permitirán utilizar mayores potencias y por tanto, ahorrar tiempo a los usuarios.

Ejemplo de ello son Endesa e Iberdrola. Ambas compañías se comprometieron a instalar 125.000 puntos de recarga públicos y privados en España. Este tipo de estaciones permitirán recargar la mayor parte de la batería entre 20 y 30 minutos. Además, en el caso de la carga ultrarápida, entre cinco y diez. Además, se podrán cargar entre dos y siete vehículos a la vez. No obstante, tal y como indica Endesa, las exigencias para instalarlos a nivel eléctrico son mayores que en la recarga convencional, pues la potencia requerida para este tipo de instalaciones es comparable a la de un edificio de 15 viviendas.

Otros proyecto pionero en España fue su primera electrolinera de carga ultrarrápida, impulsada por Repsol y el Ente Vasco de la Energía (EVE), y que entró en funcionamiento en abril de 2019. Se encuentra en el término alavés de Lopidana —muy cerca de Vitoria— y tiene capacidad para recargar vehículos eléctricos en seis minutos. Este tiempo es similar al que se emplea en un repostaje convencional.

Puntos de recarga no operativos

Según datos publicados este jueves por Anfac, la patronal de fabricantes de coches, el tercer trimestre del ejercicio cerró con 8.869 puntos de carga instalados en España, pero que no funcionan, lo que supone un 26% de la infraestructura total. Si bien no se especifica la situación de cada estación, muchos de esos puntos están a la espera de obtener permisos burocráticos y cumplir con los requisitos de las distribuidores, mientras que otros han sido vandalizados o han dejado de funcionar por falta de mantenimiento.

España cuenta ya con 25.180 estaciones que sí funcionan y están operativas, un aumento del 39% respecto a cómo cerró 2022, cuando se habían registrado 18.128 puntos en funcionamiento. Solo en el tercer trimestre, se sumaron 2.420 estaciones, lo que supone “un buen ritmo”, según ha destacado Anfac, que sin embargo ha lamentado que “esta buena cifra se ve empañada por el hecho de que otros 2.165 puntos” han pasado a engrosar la lista de los no operativos.

Imagen de un punto de recarga fuera de servicio.
Imagen de un punto de recarga fuera de servicio.

Por autonomías, Cataluña destaca como la región con más infraestructura instalada, con 5.221 puntos en servicio, muy por delante de Andalucía, con 3.084 puntos, y de Madrid, que cuenta con 3.043 estaciones. Cabe destacar que Madrid tiene que darse especial prisa en el desarrollo de su infraestructura ya que es la autonomía que concentra el mayor volumen de matriculación de vehículos eléctricos.

Le sigue, muy de cerca, la Comunidad Valenciana, con 2.987 estaciones, según la estadística de Anfac elaborada en base a los datos de Electromaps. Cataluña también es la autonomía con más puntos instalados fuera de servicio, con 1.636 estaciones, por delante de Madrid con 1.159, la Comunidad Valenciana, con 1.089, y Andalucía, que registra 1.020 puntos no operativos.

Además de los puntos que no funcionan, también hay que destacar que la gran mayoría son estaciones de potencias bajas de hasta 22 kW con tiempos de carga de entre tres y 19 horas. Los puntos de carga rápida y ultrarrápida, con potencias superiores a los 150 kW, que ofrecen tiempos de carga inferiores a la media hora, se quedan por debajo de la barrera de los 1.000 puntos, con 990 estaciones. En este aspecto, Madrid lidera con 117 puntos de este tipo, seguida de Cataluña con 93.