| 02 de Diciembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse

Mercedes-Benz se limitará a modelos electrificados a partir de 2023

En 2023, Mercedes-Benz presentará una nueva generación del Clase E; y en 2024, una berlina eléctrica más pequeña que el EQE, que tendrá un tamaño similar a los CLA y Clase C.

| Motor Lobby Motor

Mercedes-Benz apuesta por la electrificación a futuro, ya que pretenden lanzar modelos electrificados que empleen arquitecturas electrificadas y no una plataforma térmica. De hecho, la berlina del segmento E será el último automóvil de la firma de la estrella en utilizar una plataforma térmica.

Aunque las nuevas plataformas MMA (segmentos C y D) y MB.EA (segmentos E y F) estarán optimizadas para coches eléctricos puros, se espera que también admitan motores térmicos en caso de necesidad. En los modelos eléctricos, cambiará toda la sección central, adoptando un suelo plano para albergar las baterías. 

Mientras tanto, las arquitecturas VAN.EA y AMG.EA, diseñadas para furgonetas y deportivos, serán  multienergía. Gracias a esta familia de plataformas, Mercedes-Benz estará lista para comercializar exclusivamente coches eléctricos a partir de 2030.

De esta manera, de cara a la introducción de la normativa de emisiones Euro 7, Mercedes-Benz reducirá su gama de motores de combustión interna. Para 2025, el fabricante dispondrá de una propuesta 100% eléctrica en todas las categorías en las que está presente, incluyendo el sector de los todoterrenos, pues en 2024 el Clase G recibirá una versión cero emisiones (EQG).

Por otro lado, Schäfer ha anunciado que Mercedes-Benz no apostará por la pila de combustible en sus turismos debido a las numerosas desventajas que presenta esta tecnología frente a las baterías.

Lanzamiento de la berlina eléctrica

Para consolidar esta apuesta por la movilidad eléctrica, Mercedes-Benz lanzará una berlina eléctrica con un tamaño similar a los CLA y Clase C (aproximadamente 4,70 metros de largo), convirtiéndose en el primer integrante de la nueva gama de acceso “Entry Luxury” del fabricante alemán.

Todo apunta a que el vehículo tomará la denominación comercial EQC, pues el año que viene se discontinuará la producción del SUV homónimo. Desde un punto de vista técnico, estará emparentado con el prototipo Vision EQXX, que recientemente fue capaz de completar un viaje de 1.200 km con una única carga.

El nuevo Mercedes-Benz EQC utilizará la plataforma modular MMA, la cual contará con un sistema eléctrico de 800 voltios. Este avance permitirá a nuestro protagonista ofrecer unos tiempos de carga muy competitivos, recuperando el 80% de su autonomía en aproximadamente 20 minutos.

Gracias a su aerodinámica carrocería y al uso de una eficiente unidad motriz (eATS) con una eficiencia del 95%, su consumo será muy bajo. A pesar de que sus baterías tendrán siempre una capacidad inferior a los 100 kWh, su autonomía se situará entre 650 y 850 km. Los modelos de acceso probablemente cuenten con baterías LFP (litio-ferrofosfato), más asequibles que las NCM (níquel, cobalto, manganeso) del resto de la gama. 

Por supuesto, también se ofrecerán versiones de altas prestaciones preparadas por Mercedes-AMG. Está confirmado que los EQC más deportivos tendrán una aerodinámica activa basada en el Vision EQXX, lo que incluirá un difusor móvil y un alerón activo.