| 04 de Diciembre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El tiburón, mordiendo a la joven en una playa de Florida.
El tiburón, mordiendo a la joven en una playa de Florida.

Escalofriante: una mujer llega al hospital con un tiburón mordiéndole el brazo

El suceso, jamás visto antes en Florida, ha conmocionado a los testigos que trasladaron a la joven al hospital y se encuentra en buen estado. Es un escualo nodriza de unos 60 centímetros.

| ESdiario Mundo
 

Los bañistas de una playa de Boca Ratón, en Florida (Estados Unidos), tardarán mucho tiempo en olvidar lo que han vivido este domingo a última hora de la tarde. Una joven bañista, de 23 años, tomaba un baño en el agua cuando fue atacada por un tiburón nodriza, un tipo de escualo de pequeñas dimensiones (pocas veces superan el metro de longitud) y que no suele ser agresivo. Asustada por el ataque, la joven corrió hacia la orilla pero acompañada del tiburón que insistía en no soltar a su "gigante" presa. "El tiburón no se rendiría," decía el testigo Shlomo Jacob al diario local South Florida Sun-Sentinel. "el animal apenas respiraba ya, pero no soltaba a la chica."

Y tanto que no la soltaba porque la joven fue trasladada de urgencia al hospital por una ambulancia pero todavía con el tiburón nodriza enganchado del brazo. El traslado fue complicado porque tuvo que realizarse con un tablero, a modo de férula, donde la mujer apoyaba su brazo pero también al tiburón, que murió en la ambulancia poco antes de llegar al Hospital. Un portavoz del servicio de Emergencias y Rescate Marítimo de Boca Ratón dijo a los medios locales que la mujer "estaba en calma y pese al ataque sangraba poco".

Otro testigo narraba al periódico que "nunca había visto nada igual". El tiburón nodriza es una especie muy tranquila y nada agresiva, salvo que se sienta amenazado. Y este es el problema, varios bañistas testigos del incidente aseguran que la mujer, junto a otros amigos, habían estado "burlándose del animal y tirándole de la cola y aletas". En ese instante fue cuando se produjo el ataque de un tiburón "que no se rindió hasta que ya no pudo respirar más y murió", cuanta otro de los sorprendidos bañistas que contemplaron el ataque de tiburón más raro jamás visto.

El tiburón nodriza tiene miles de dientes de sierra pequeños pero muy afilados y pueden causar serios daños. Un portavoz del hospital ha manifestado que la herida se encuentra en buen estado y que en las próximas horas podría ser dada de alta, una vez se completo su tratamiento y curas.