ESdiario

“No hay que pedir perdón a este país de mierda”, tuitean al lobo de Algeciras

El “terrorista solitario” no está solo: genera en España tuits virales de hispanofobia y justificación por la quema de un Corán en Suecia

El terrorista yihadista de Algeciras, tras ser detenido.

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Lobo solitario o enajenado. Es la respuesta fácil del Gobierno al crimen perpetrado en Algeciras por un magrebí “radicalizado en un mes”. La radicalización exprés excusa cada atentado islamista en España.

El islam se aprende en España en escuelas y mezquitas. Marruecos controla y financia las mezquitas. A veces captan reclutas para atentados o Isis. Consta en sumarios. Y los temarios islamistas aprobados por Sánchez no analizan la yihad, la guerra santa.

Pero una niña pija magrebí crecida en España tuitea que “no hay que pedir perdón a este país de mierda” por el asesinato del sacristán. Supera ya las 42.000 lecturas, con escasas desaprobaciones. Y menudean avisos de que fue respuesta a la quema de un Corán en Estocolmo el 22 de enero. La radicalización es viral. Ni twitter ni Interior atajan la espiral, aunque internet es la gran vía de adoctrinamiento yihadista. Ahí bebió el lobo de Algeciras.

Ejemplo de tuit que vincula el atentado de Algeciras con la quema de un Corán.

El lobo no está solo: una manada lo justifica. No son la mayoría de los inmigrantes magrebíes. Pero son miles. Y como muchos que atentan, han nacido y crecido en el país que odian. Omiten que el lobo también atacó a musulmanes liberales. Tampoco sirve creer loco al terrorista de Algeciras. ¿Está cuerdo el que vuela trenes, edificios, decapita…?

Tuit viral de una joven musulmana crecida y educada en España.

“Vamos a hacernos los sorprendidos con este país de mierda al que le escuece nuestra existencia. Nuestra única postura no debe ser ni pedir perdón ni dar explicaciones, sino mantenernos firmes con nuestros valores y nuestros derechos”, proclama S., joven musulmana afincada y educada en Madrid.

El lobo de Algeciras no está solo: una manada lo justifica. No son la mayoría de los inmigrantes magrebíes. Pero son miles. Y como muchos que atentan, han nacido y crecido en el país que odian. Omiten que el lobo también atacó a musulmanes liberales.

Alardea de viajes y lujosas compras por Europa. Asiste al Mundial. No es radical por exclusión social. Es influencer de odio y Dior. Pero son más virales sus tuits radicales que sobre perfumes. “Aconsejadme.¿Rabanne o Armani?” Si hasta los pijos magrebíes venden radicalismo en España…el magma oculto es terrible.

Una tuitera musulmana equipara asesinato y pedofilia.

Uno le reprocha. “Yo no viviría en un país de mierda”. Ella le dispara: “Con esa cara tampoco tienes muchas más opciones”. “Se creen mejores en un país que no es el suyo”, le atacan. S. no duda: “Sí somooooos”. Un tuitero le provoca: “Al final vamos a tener que entrar nosotros en una mezquita”. S. le amenaza: “Inténtalo”, y otro le secunda: “Ten huevos”.

La pija islamoradical que genera tuits virales en España.

“Si entras a una Iglesia con un machete a opinar cuál es la religión verdadera y te pones a apuñalar pues lo normal es que algo tenga que ver ahí el islamismo. Lo que no es correcto es generalizar y culpabilizar a todos los musulmanes”, le replican.

“¿Qué tiene que ver con el islamismo?”, estalla S. Un saharaui le censura: “Vaya, qué manera de sembrar más odio en este momento. Y como sean valores y derechos sacados del Corán estamos jodidos y las mujeres más.”. “No tienes por qué leerme”, estalla S.

S. no es un caso aislado, aunque nadie concita sus 42.000 lectores con tuits inflamables. Crecen por miles cada día. Los dobla en una semana. Un buen barómetro del odio. H.N. proclama: “Los magrebíes lo condenan, lo que no están dispuestos a hacer (y no deben) es pedir perdón, dar explicaciones, o hacer un esfuerzo extra para que los europeos se queden tranquilos. Si un español de a pie no convoca una manifestación o hace un video, un magrebí no tiene por qué”.

El nivel lo sube un musulmán con postgrado en la Universidad Complutense: “Confiamos en las fuerzas de seguridad para que se aclare lo que sucedió. ¿Tienen que ver los recientes actos provocativos de quema del sagrado Corán en #Suecia y #Holanda con lo sucedido aquí? Ya se verá”.

Otra islamista desvía el tiro: “como musulmana no pienso justificarme ni decir q ese acto no tiene nada que ver con el islam ni conmigo, que un loco haya matado brutalmente no me representa. Cuando un sacerdote viola niños, ningún cristiano sale a justificarse”. Sólo un tal Papa Francisco.

Sánchez define "fallecido" al sacristán y "asesinato" un crimen de género.

Numerosos tuits comparten que Algeciras fue respuesta al Corán quemado. Es viejo equiparar actos criminales con ofensas al islam (Charlie Hebdo, Salman Rushdie…). Y lo avalan gobiernos. Marruecos condenó la quema del Corán como “acto peligroso”. Arabia atacó que Suecia lo permitiera. Ningún reproche al lobo de Algeciras. Esquema repetido por fundaciones pro derechos humanos.

Numerosos tuits comparten que Algeciras fue respuesta al Corán quemado en Suecia. Es viejo equiparar actos criminales con ofensas al islam (Charlie Hebdo, Salman Rushdie…). Y lo avalan gobiernos.

El islam se aprende en España en escuelas y mezquitas. Marruecos controla y financia las mezquitas. A veces captan reclutas para atentados o Isis. Consta en sumarios. Y los temarios islamistas aprobados por Sánchez no analizan la yihad, la guerra santa.

¿Es un deber del fiel? ¿Por qué la jalean millones? El escolar debe desmontar bulos. ¿Es bulo la yihad? Sánchez, por si acaso, define “fallecido” al sacristán y deja “asesinato” para víctima de género.

tracking