ESdiario

Los extremeños son de segunda para el Gobierno y el caso de su tren lo demuestra

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha asegurado que su caso no es comparable con el de la chapuza que han hecho en Asturias y Cantabria y por ello les vuelve a dar la espalda.

La ministra de Transportes, Raquel Sánchez, y un manifestante durante una concentración para exigir un tren digno para Extremadura.

Publicado por
Raúl Puente

Creado:

Actualizado:

La tremenda chapuza del Gobierno con los trenes que no entran por los túneles en Cantabria y Asturias ha desatado y ha vuelto a poner en el foco más problemas, y no son precisamente pocos, que Renfe y el Ministerio de Transportes tiene repartidos por todo el territorio nacional. Es el caso de Extremadura, sin duda una de las Comunidades con más motivos para quejarse por la situación de sus trenes y por cómo, desde hace tiempo, este medio de transporte no supone más que quebraderos de cabeza para sus usuarios. O el último escándalo en Valencia, con problemas de circulación para los nuevos trenes debido a su excesivo peso.

Este pasado verano, con la puesta en marcha del Alvia entre Badajoz y Madrid, comenzaron los fallos que se han traducido en retrasos constantes desde entonces. El servicio es pésimo y lo tienen que sufrir sobre todo los extremeños, con un episodio que se vivió el pasado mes de noviembre y que se puede decir fue la gota que colmó el vaso.

El 1 de noviembre, fecha clave en pleno puente de Todos los Santos, este servicio salió con una hora de retraso desde Madrid porque no tenía maquinista. Otra chapuza. Y es que el conductor no se presentó por un error en los cuadrantes y no había quien lo sustituyera. En reserva había maquinistas pero ninguno con la formación necesaria para realizar el trayecto, tal y como informa El Periódico de Extremadura.

El Gobierno da la espalda a Extremadura con los fallos en sus trenes

El resultado, además del consiguiente retraso, fue que los pasajeros tuvieran que ser trasladados a un tren regional, con menos capacidad, y muchos de ellos tuvieron que hacer el viaje de 4 horas de duración de pie o apelotonados en los pasillos. Pues bien, estas incidencias que arrastran y sufren desde hace tiempo los extremeños parecen no ser suficientes para el ministerio de Transportes para que reciban compensaciones, algo que sí que han hecho en el caso del ridículo en Asturias y Cantabria.

Y es que, para compensar este error que ha provocado que la entrega de los trenes se haga 3 años más tarde, el Gobierno mantendrá la gratuidad de este servicio de Cercanías en las Comunidades asturiana y cántabra hasta entonces. Ahora mismo el servicio de larga y media distancia es gratis hasta abril del año que viene, pero en estas regiones se mantendrá hasta 2026.

"Las situaciones no son equiparables y por lo tanto nosotros lo que tenemos que hacer es adoptar medidas y aportar soluciones en función del impacto que se tiene"

Pues bien, quien no recibirá ninguna compensación por el lamentable estado de su red de trenes y por los episodios vividos será Extremadura. Así lo ha confirmado este mismo jueves la encargada de la cartera de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez, afirmando que "las situaciones no son equiparables y por lo tanto nosotros lo que tenemos que hacer es adoptar medidas y aportar soluciones en función del impacto que se tiene".

Los extremeños exigen soluciones

También llama la atención que lo que ocurrió en el puente de Todos los Santos con el tren extremeño acabó con la destitución de los responsables de Servicio Público (Media Distancia) y Servicios Comerciales (Alvia e Intercity) pero no con la del ya expresidente de Renfe, Isaías Táboas, cuya cabeza sí que ha rodado después de lo ocurrido en Asturias y Cantabria.

La ministra cree que en aquel momento se respondió de manera "adecuada y proporcionada", haciendo referencia a esas destituciones, y que "se actuó con celeridad, se reforzaron todos los medios y todos los mecanismos y se movilizaron recursos humanos, materiales y económicos para corregir esas incidencias".

Esto supone otro palo más para los colectivos que desde hace tiempo llevan pidiendo un tren digno para la región extremeña, ya que se sienten ninguneados una vez más por el Gobierno de Pedro Sánchez.

tracking