ESdiario
ÚLTIMA HORA

Carlos Alcaraz reedita su victoria en Wimbledon tras apalear a Novak Djokovic en tres sets (6-2, 6-2, 7-6)

Resacón en el Congreso de los Diputados: Sánchez pasa pantalla gracias a Vox

A nadie sorprende la euforia del Grupo Socialista y de no pocos miembros del Gobierno, que entraron divididos y salen aparentemente unidos y con esperanzas de poder volver a gobernar.

Pedro Sánchez

Publicado por

Creado:

Actualizado:

Tras largas horas de debates y reproches en el Congreso de los Diputados, sus señorías hacen balance de lo que les ha supuesto la moción de censura que presentó Vox con Ramón Tamames como candidato instrumental a presidente del Gobierno.

A nadie sorprende la euforia del Grupo Socialista y de no pocos miembros del Gobierno de Pedro Sánchez, que entraron divididos y salen aparentemente unidos y con esperanzas de poder volver a gobernar dentro de 9 meses, tras las elecciones generales. Las esperanzas que confesaban perdidas hace unos pocos días.

Lo advirtió en más de una ocasión la portavoz del PP, Cuca Gamarra, que esta iniciativa sería un balón de oxígeno para los socialistas, que hace apenas unos días andaban asfixiados entre el escándalo del Tito Berni y la reforma de la ley del sólo sí es sí.

A partir de este momento, según fuentes socialistas, el Gobierno y, concretamente, Pedro Sánchez, tiene estudiadas y programadas todas las acciones que van a realizar a partir de ahora y hasta las elecciones del 28-M y, a partir de ahí, también.

Como aseguraba en el patio del Congreso uno de los diputados del Grupo Socialista, mientras apuraba su cigarrillo, “esta moción nos ha venido al pelo, porque nos ha permitido pasar de pantalla: ya no hablamos del Tito Berni y de todas estas cosas y difícilmente volveremos atrás”.

A partir de este momento, según fuentes socialistas, el Gobierno y, concretamente, Pedro Sánchez, tiene estudiadas y programadas todas las acciones que van a realizar a partir de ahora y hasta las elecciones del 28-M y, a partir de ahí, también.

Otras fuentes socialistas advierten que la estrategia, a partir del 28-M, pasa por apoyarse en el propio resultado electoral. Si el PP logra arrebatar varias plazas al PSOE, aseguran estas fuentes, lo hará apoyándose en Vox, tal como ha advertido el propio Sánchez desde la tribuna del Congreso de los Diputados. Y si eso es así, el PSOE cree que esa o esas coaliciones harán “saltar chispas” y lograrán sacar al líder del PP de su “respuesta de manual” cada vez que se le pregunta si está dispuesto a gobernar en coalición con Vox.

Como aseguraba en el patio del Congreso uno de los diputados del Grupo Socialista, mientras apuraba su cigarrillo, “esta moción nos ha venido al pelo, porque nos ha permitido pasar de pantalla: ya no hablamos del Tito Berni y de todas estas cosas y difícilmente volveremos atrás”.

“Aspiro a gobernar en solitario”, dice Alberto Núñez Feijoo cada vez que le preguntan. Pero los socialistas están convencidos de que, una vez se suscriban las coaliciones de gobierno en diversos puntos de España, esa respuesta ya no será válida, porque, sin Cs y sin mayorías absolutas, que escasean para todos en nuestro país, salvo para el propio Feijóo que la logró una y otra vez en Galicia, el único socio posible será Vox.

Si la reconquista del PP no es tal como se espera, la estrategia pasa por tachar de “fracaso” el “efecto Feijóo” y seguir zurrando a su líder. Con eso, según la hoja de ruta de Sánchez y los suyos, se irán de vacaciones los españoles y, a su vuelta, habrá poco debate político y muy escasa presencia del presidente del Gobierno, que tendrá su agenda completamente volcada en la presidencia española de la UE.

El Parlamento será sustituido muy frecuentemente por los compromisos de Sánchez en su calidad de presidente de turno de la UE, algo que están dispuestos a explotar, así como sus buenas relaciones con sus homólogos europeos o su dominio del inglés.

En las filas socialistas respiraban ayer aliviados, gracias a la iniciativa de Vox, que aseguran les ha sacado de una dinámica autodestructiva. Eso sí, quienes ponen las luces largas en la parroquia socialista advierten que, si bien la moción de censura les ha venido “como agua de mayo”, no hay ninguna prueba de que la estrategia decidida por Sánchez de cargar las tintas contra el PP por abstenerse en la votación -algo que, considera el presidente, evidencia que los populares no pueden enfrentarse con Vox, porque necesitarán sus votos para gobernar dentro de poco- haya hecho mella alguna en el electorado.

En el PSOE esperan a la próxima semana para bucear en algún sondeo propio, que les permita ver si esta moción de censura va a tener algún impacto en el votante del PP, para bien o para mal. En privado, varios de los consultados admiten que no creen que les haya restado ni un voto a sus rivales y que, en todo caso, “puede haberles sumado alguno que otro procedente de Vox, visto el show que han organizado y lo mal que les ha salido”.

tracking