| 22 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

La iglesia más pequeña del mundo está dentro de un castillo en España

En esta iglesia diminuta se celebran bodas a pesar de que sus dimensiones le han hecho figurar en el libro Guiness

| E.V. Ocio

Nuca nos cansaremos de decirlo: España tiene lugares increíbles. Y no hablamos sólo de paisajes o de monumentos históricos fruto del paso por la península de diferentes culturas a lo largo de los siglos. Hay obras, fruto del trabajo de unos cuantos "visionarios" que siguen siendo muy desconocidas dentro de nuestro país pero que reciben el reconocimiento fuera de nuestras fronteras. Hoy os traemos un ejemplo.

Un record Guiness

Dentro del castillo de Colomares, en la localidad malagueña de Benalmádena, está la que según el libro Guiness de los récords es la iglesia más pequeña del mundo. Desde luego sus dimensiones son. Difícilmente superables a la baja… ¡y es que hablamos de algo menos de 2 metros cuadrados!. La pregunta es ¿cómo es posible que alguien construya un templo con esas dimensiones?. Para responderla, tenemos que hacer un poco de historia

El Castillo

Todo surge del empeño del médico Esteban Martín que en 1987 inició en unos terrenos de su propiedad la construcción de un castillo en homenaje a Cristóbal Colón y al descubrimiento de América. Financiado con su propio dinero y con tan solo la ayuda de dos oficiales de albañilería, el doctor Martín consiguió erigir en siete años este monumento que cada verano recibe una media de cuatrocientos visitantes cada día. 

 

El castillo, mezcla de estilos que van desde el bizantino al mudéjar, tiene representaciones de las naves con las que Colón llegó al Nuevo Mundo además de torres, almenas, agujas y una decoración producto en su totalidad de la imaginación del visionario Esteban Martín que pese a no tener más que algunos conocimientos de arquitectura, consiguió levantar este edificio prodigioso que es ahora propiedad de su hijo. 

La iglesia

Una vez que el castillo ya estuvo planificado y prácticamente a mitad de obra, el doctor Martín decidió dejar un espacio para dedicarlo a la consagración de una iglesia. El espacio que quedaba estaba para tal fin estaba en la tercera planta y era de solo 1,98 metros cuadrados, pero eso no le hizo desistir de su idea. El prior del monasterio franciscano de La Rábida la consagró como tal en los años 90 y está dedicada a Santa Isabel de Hungría, patrona de las enfermeras.  

En la que está considerada iglesia más pequeña del mundo se siguen celebrando bodas y alguna que otra misa, y por supuesto es uno de los rincones del castillo que más buscan los turistas que se acercan a admirar este sueño de un médico que , cuando uno quiere, cualquier sueño puede hacerse realidad