| 27 de Octubre de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Sostenibilidad ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
El Museo de Sorolla es uno de los rincones de Chamberí que no puedes perderte.
El Museo de Sorolla es uno de los rincones de Chamberí que no puedes perderte.

5 rincones que no pueden faltar en tu visita a Chamberí

Descubre qué ver en Chamberí y cómo puedes sacarle el máximo partido a uno de los mejores barrios de Madrid

| Redacción Ocio

¿Qué ver en Chamberí? Esto es todo lo que puedes hacer en uno de los barrios más imprescindibles de Madrid. ¡No te pierdas nada!

Si buscas planes originales en Madrid, no debes dejar pasar la oportunidad de conocer el barrio de Chamberí, más bien, distrito. No hay excusas, es el momento de explorar todos los rincones que forman este distrito con mucho encanto. 

Esta zona tiene su punto (un poco pijo, un poco castizo, un poco más fiestero, etc) y esa inexplicable palabra que define el distrito cautiva cada vez más a los visitantes. Es el momento de saber qué ver en Chamberí. 

 

 

El museo Sorolla

Si algo abundan en Madrid, son los museos. El museo Sorolla se encuentra dentro del distrito de Chamberí. Se trata de una visita que no puedes perderte si realizar una ruta por el barrio. 

Alberga una colección increíble del pintor valenciano, con cuadros y dibujos. Paseo a Orillas del mar, Nadadores, El baño del Caballo, etc son algunas de las obras que podrás admirar.

Además, estarás visitando su última residencia. Reconocerás el palacio burgués de principios del siglo XX a simple vista, el cual cuenta también con muebles de la época y objetos de arte popular, fotografía antigua y pequeños detalles que no te dejarán indiferente.

Eso sí, no te olvides de visitar el jardín diseñado por el mismo artista, uno de nuestros parques y jardines de Madrid favoritos de los madrileños.

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Museo Sorolla (@museo_sorolla)

 

 

La estación fantasma de Madrid

Uno de los mayores encantos de Chamberí es la estación fantasma de Madrid. Se trata de la antigua estación de metro del distrito, cerrada en 1966 y que se ha convertido en un museo con el paso del tiempo. 

Podrás observar vagones del siglo XXI en sus antiguas vías, pero los andenes y vestíbulos aún cuentan con el encanto del siglo XX. Sin duda, un contraste que no te puedes perder.

Lamentablemente, no hay fantasmas en esta estación abandonada, pero la decoración clásica de las antiguas paradas de metro madrileñas aún albergan publicidad de la época, lo que hace que conserve aún más su encanto. 

Es gratuita, aunque recomiendan hacer reserva, debido al gran número de visitantes que desean trasladarse al siglo pasado. 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Metro de Madrid (@metro_madrid)

 

Mercado de Vallehermoso

El mercado municipal de Vallehermoso nació en 1930 y su aspecto arquitectónico no tiene nada que ver con los demás centros comerciales de barrio. Su estilo, en aquella época, fue toda una novedad.

Su fachada colorida y de lo más castiza es digna de admiración. Está situada en la esquina entre Vallehermoso y Fernando El Católico y, desde 2017, muestra una nueva imagen, debido a su propuesta de mercado fijo y de productores. 

Lo conforman 62 puestos con una oferta de lo más cuidada y original. Alimentos llenos de calidad y a muy buen precio es su apuesta fuerte, además de la variedad. Allí encontrarás pescaderías, carnicerías, panaderías y tiendas especializadas en productos italianos, especias o tés, entre otros. 

La parte baja del mercado la constituyen la Galería de Productores. En total, son 22 pequeños negocios de artesanos de la alimentación, los cuales ofrecen alimentos elaborados de forma tradicional y con precio justo. Además, estos productos respetan el medio ambiente y proceden de un área local próxima a la zona. 

 

 

Palacio de Maudes

Chamberí cuenta con distintos edificios de lo más singulares y característicos. Es el caso del Palacio de Maudes, de Antonio Palacios. 

Se trata del antiguo Hospital de jornaleros de San Francisco de Paula, construido a principios del siglo XX para dar asistencia a los jornaleros de Madrid. Hoy día, es la sede de la Consejería de la Comunidad de Madrid de Transportes e Infraestructuras. 

La piedra caliza hace acto de presencia en toda la construcción y sus pináculos, las balaustradas de las torres y la decoración con azulejos de colores aportan una perfecta simetría de la que es muy complicado desviar la mirada. 

La antigua iglesia del hospital es una parroquia independiente, llamada Santa María del Silencio. Esta parroquia está abierta y puede visitarse, aunque el resto del palacio solo admite visitas en ocasiones especiales, como la Semana de la Arquitectura o la Open House Madrid.

 

Frontón Beti-Jai

El frontón Beti-Jai es un edificio, considerablemente grande, que forma parte de una de las zonas más emblemáticas del distrito Chamberí. 

Se trata de uno de los frontones más antiguos del mundo, al menos, en cuanto a frontones comerciales, con gradas y pago de entrada. Tiene una decoración única con un estilo un tanto ecléctico. Mezcla neomudéjar con neoclásico y arquitectura de hierro. Sin duda, pocos edificios encontrarás así en Madrid. 

Estuvo a punto de ser derruido pero hoy día podrás disfrutar de él reservando una visita gratuita para poder saber mucho más acerca de su historia.  

Como ves, también puedes hacer visitas culturales en Madrid gratuitas. ¡Y muy buenas!

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

A post shared by Time Out Madrid (@timeoutmadrid)