| 21 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

San Isidro 15ª. Lluvia y espadas aguaron una tarde de mérito y detalles

La fuerte tromba de agua, los aguaceros y el mal estado del ruedo, junto al mal manejo de los aceros, impidieron que la tarde fuera más que detalles, voluntad y mérito de los de luces.

| Miguel Angel Moncholi Ocio

La lluvia fue un protagonista más en la decimoquinta de San Isidro. El aguacero se hizo presente minutos después de las siete en punto de la tarde. Prácticamente, al darse el primer capotazo del festejo. Rogaba el empresario que esperara el agua a después del encuentro del toro con el capote de Perera para no suspender. Es un supuesto, claro está. Pero algo de ello debió haber.

Perera, por encima de toros y resultado

Lo cierto es que la lluvia fue in crescendo hasta convertirse por momentos en aguacero en el primero de la tríada ganadera. Qué buen tercio de banderillas de Ambel y qué excelente brega de Curro Javier. Hace años se molestó su padre, compañero de Universidad, cuando le dije tras verle en una tienta con toda la sinceridad del mundo, que su hijo iba a ser un gran peón y banderillero. Y no me equivoqué. El tiempo me dio la razón y así me lo reconoció años más tarde.

Tuvo mérito Miguel Ángel Perera, mucho mérito, en el primero y no solo. Se la jugó entre "miaus" (pues terciado era) y bajo la lluvia (ya queda dicho) con el abre plaza de Núñez del Cuvillo, al que finiquitó mal tras una entera baja, al resbalarse sobre el barro, y otra casi entera. Faena de silencio que debió reconocerse con algo más, pese al mal uso de los aceros.

Derechazo de Miguel Angel Perera.

Qué buen tercio de banderillas, con una excelente brega de Javier Ambel y los pares de Curro Javier se pudo presenciar en el cuarto. Un toro serio de Victoriano del Río que tuvo la virtud de moverse y el defecto de su mansedumbre, algo que fue desarrollando a más hasta terminar en chiqueros y en tablas.

Miguel Angel Perera rematando en un pase de pecho.

Perera supo entenderlo y realizó una interesante faena con la diestra. Se mostró variado en los cambios de mano ligados con los de pecho. Una tanda firme con la izquierda y bernadinas, aprovechando siempre la querencia hacia los adentros, -muy inteligente el de la Puebla del Prior-, que pusieron el punto final a una faena de oreja, de no haber fallado de nuevo a espadas.

Talavante por los fueros de la estética y buen toreo

El segundo de Núñez del Cuvillo fue recibido por verónicas de manos bajas por un Talavante inspirado que aprovechó sus bondades desde los inicios, en los ayudados por alto. Noble y con repetición, aunque fuera a menos, el toro permitió a Talavante el lucimiento en la muleta, al aprovechar su humillación bajando la mano, componiendo con gran estética y mérito, pues las telas pesaban por la mezcla del agua y la tierra del ruedo. Las manoletinas y el fallo a espadas le impidieron tocar pelo, saludando una ovación.

Bello muletazo de Alejandro Talavante con la diestra.

Con el quinto, justo de casta de Victoriano del Río, el extremeño realizó una faena cuya virtud estuvo en que lo hizo todo, robando muletazos por ambos pitones, en los que interpretó cambios de mano, naturales meritorios y desplantes que calaron en los tendidos, mojados por el agua caída y pacientes por el mal manejo de la espada, otra vez, de Talavante.

Ginés Marín, voluntad sin toros

Ginés Marín pechó con un manso tercero de Cortés, con peligro sordo, que domeñó a base de toques muy firmes, intentándolo como si de un toro noble y bravo se tratara.

Ginés Marín al natural.

Tampoco tuvo toro en el sexto, del otro hierro, el de don Victoriano del Río, cuya falta de transmisión contagiaron al jerezano, pese a intentarlo con la muleta por ambos lados. Marín se gustó por momentos con algunos pases sueltos con la izquierda y no remató con la espada.

Tarde de agua y fallos con la espada, que tuvo el mérito de los de luces sobre el ruedo y un público que aguantó estoicamente sobre los tendidos poblados.

 

Reseña:

15ª de San Isidro. Plaza de Las Ventas. Lleno de "No hay billetes". Tarde con lluvia y aguaceros intermitentes,

Toros de Núñez del Cuvillo (1º y 2º), Cortés (3º) y Victoriano del Río (4º, 5º y 6º) desiguales de presentación y juego.

Miguel Angel Perera. Silencio y Silencio.

Alejandro Talavante. Ovación con saludos y Silencio.

Ginés Marín. Silencio y Silencio.

 

Cuadrillas:

Destacaron en la brega: Curro Javier y Javier Ambel. Y en banderillas: Javier Ambel, Jesús Díez "El Fini" y Curro Javier.

 

Vídeo del festejo:

 

 

Cartel de hoy:

16ª de San Isidro. Plaza de Las Ventas. 19:00 horas.

Toros de El Pilar, para Diego Urdiales, Pablo Aguado y Francisco de Manuel.

 

San Isidro cultural:

La Sala Bienvenida de la Plaza de Las Ventas acoge mañana domingo, 28 de mayo, la presentación del libro "Rafael, El Gallo", obra de Manuel Hernández. Una recopilación de todas sus tardes de toros recogidas por la prensa de la época.

El acto comenzará a las 12:30 horas.