| 28 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Naturaleza en Madrid: 5 bosques para disfrutar estos meses

Todos están cerca de la capital y se merecen una excursión en familia

| E.V. Ocio

No está siendo un invierno bueno en cuanto a lluvia, frío y nieve, pero como ante la meteorología poco podemos hacer, y puestos a ver el vaso medio lleno, este tiempo atípico nos ofrece la oportunidad de visitar los bosques más bonitos de Madrid y disfrutar de su magia en pleno mes de enero.

En Esdestilo hemos elegido cinco aunque hay muchos mas, y todos tienen algo que los hace especiales y únicos.

- Bosque de la Herrería en San Lorenzo del Escorial

A tan solo 47 kilómetros de la capital, es un lugar ideal para darse un paseo tranquilo ya que no presenta grandes cuestas. Justo enfrente, según llegas por la carretera, está la famosa Silla de Felipe II, un promontorio de piedra, desde el que se dice que el monarca vigilaba las obras del Monasterio. Evidentemente, las vistas desde ahí de este monumento son espectaculares.

- Dehesa de la Hiruela

Enclavada en la Sierra del Rincón, es en realidad un bosque de robles, en el que podemos admirar ejemplares centenarios con troncos de más de cinco metros de diámetro. Tiene numerosos sendas, todas ellas señalizadas, para que podamos elegir sin problema. La más popular es la denominada "de molino a molino  por sus vistas increíbles de la cuenca del Jarama.

- Valle de Lozoya

Visitar esta zona de Madrid es disfrutar no de uno sino de varios bosques. Su sabinar es único, ya que debido al lento crecimiento de estos árboles, es muy probable que algunos ejemplares estén ahí desde hace siglos. También disfrutaremos de Enebros, encinas y de un espeso robledal. La excursión no estará completa sin una visita al ser vivo más longevo de Madrid: su tejo milenario

 

 

- Bosque de Finlandia en Rascafría

Su nombre viene dado porque en invierno, es más parecido a un paraje nórdico, con lago incluído, que a un bosque español, entre otras cosas porque la nieve suele ser muy frecuente en invierno. Eso no quiere decir, ni mucho menos, que no merezca la pena visitarlo en cualquiera de las otras tres estaciones. Vayas cuando vayas, no quedarás decepcionado. 

- Hayedo de Montejo

El nombre lo dice todo: las hayas son las reinas absolutas de este espacio singular, y las hay de más de 25 metros de altura. Junto con otros hayedos europeos, está declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco, así que su protección es máxima, por lo que no se puede visitar sin reserva previa.