| 20 de Mayo de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse

Escapada en el día y en familia a Pedraza. ¿Te apuntas?

Organizar una visita a uno de los pueblos más bonitos y mejor conservados de España en familia puede ser un planazo para el fin de semana

| E.V. Ocio

Situada en la provincia de Segovia, a 130 km de Madrid y a 38 de Segovia ciudad,  el origen de esta preciosa población declarada Conjunto Histórico en 1951 se remonta a la época de los romanos, aunque la mayoría de sus construcciones fueron levantadas durante la reconquista y la Edad Media.

Con la llegada en el siglo XV a Pedraza de la poderosa familia de los Velasco, Condestables de Castilla, son muchos los nobles que deciden trasladarse a esta pequeña localidad segoviana, situada estratégicamente en lo alto de un cerro desde el que se tiene una visión 360º de todos los alrededores.

La principal virtud de Pedraza es haber sabido ver los beneficios que reporta el conservar su patrimonio de una manera impecable, de manera que pasear por sus calles se convierte en una especie de viaje al pasado

La Puerta de la Villa

El acceso al pueblo se realiza atravesando una puerta que data del siglo XI y cuyo frontal está decorado con el escudo  del Señor de Pedraza, Iñigo Fernández de Velasco. 

La cárcel

Nada más traspasar la puerta, a mano izquierda, esta una de las visitas obligadas en Pedraza: lo que antaño fue una torre vigía construida en el siglo XIII, y que posteriormente pasó a convertirse en la cárcel de la Villa.

Merece la pena reservar un rato de nuestro recorrido por Pedraza para apuntarse a una de las visitas guiadas que se realizan cada 30 minutos, y que podremos ver lo tremendo de aquel lugar donde los reos eran atados con cepos, obligados a malvivir en celdas de madera y arrojados a la “fosa séptica” cuando iban a morir

Calle Real

Une la Puerta de la Villa con la Plaza Mayor y el Ayuntamiento y, también, desde un lateral de la iglesia de San Juan Bautista, con la calle que lleva al Castillo 

Durante su recorrido podemos disfrutar de sus casas palaciegas, muchas de ellas con sus correspondientes escudos labrados en piedra

 

La Plaza Mayor

Es sin duda el lugar más emblemático de Pedraza y seguramente el que nos resulta más familiar ya que en ella se han rodado multitud de películas y de anuncios como Campanadas de media noche, de Orson Wells, Delirios de grandeza con Yves Montand, Así en el cielo como en la tierra, de Jose Luis Cuerda, Blancanieves, con Maribel Verdú, y otras muchas más-

Absolutamente encantadora, esta plaza porticada en dos de sus laterales, no fue edificada siguiendo unos planos concretos, de ahí que no sea regular y presente un cierto aspecto caótico que la convierte todavía en más bonita. 

En ella podemos ver la torre románica de la iglesia de San Juan Bautista presidiendo la plaza, y las dos casas nobles del siglo XVI con balcones y soportales que son las que le dan su auténtica personalidad y en las que te vas a encontrar el que está considerado mejor cordero de España.

El Castillo

Situado en el extremo más alejado del pueblo, esta imponente fortaleza medial data del siglo XIII, aunque posteriormente fue reconstruida en el siglo XV que es de cuando data su torre del homenaje.

En el año 1926 el pintor Ignacio Zuloaga compró el castillo en un estado ruinoso por 12.999 pesetas ( por lo visto, le pedían 13.000, pero era supersticioso») y tras rehabilitar una de las torres, montó allí su taller. 

Posteriormente, sus herederos rehabilitaron una segunda torre instalando en ella el Museo del pintor que también se puede visitar.

Tanto el castillo, como el taller y el museo están abiertos l público, pero conviene consultar horarios antes de planificar nuestra visita.

Miradores

Al estar situado justo en la parte superior de un cerro, las vistas panorámicas desde Pedraza son verdaderamente espectaculares y puedes disfrutar cómodamente de ellas desde diferentes miradores como son el del Aljibe, los dos que hay en las inmediaciones el Castillo, y el dela Puerta de la Villa.

Dónde comer

Elijas el lugar que elijas, si por algo se caracteriza Pedraza, además de por su belleza, es por la calidad de sus restaurantes, así que todos podemos estar seguros de que vamos a disfrutar de sus comidas. No obstante, aquí os dejamos nuestras tres sugerencias:

Si lo vuestro es el cordero no lo dudéis: Los Soportales; en La Olma de Pedraza lo suyo son los judiones, el cochinillo y sus croquetas; el corral de Joaquina para los que buscan una excelente relación calidad-precio,