| 20 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, acompaña a las tres "reinas magas republicanas" al Ayuntamiento.
El alcalde de Valencia, Joan Ribó, acompaña a las tres "reinas magas republicanas" al Ayuntamiento.

Compromís se carga a los Reyes Magos y levanta ampollas en Valencia

El alcalde de Valencia, que gobierna gracias a un pacto tripartito ya que la opción más votada fue el PP, organiza un acto republicano con presencia de las tres "Magas de enero".

| David Lozano Opinión

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, ha vuelto a superar todos los límites del absurdo con la fobia izquierdista hacia todo lo que huela a religioso. El primer edil de Compromís, que gobierna gracias a los votos del PSOE y Podemos, ha vuelto a dar un giro de tuerca a la hora de escenificar su obsesión por el laicismo, aunque por el camino se lleve así años de tradiciones o, lo que es peor, el imperio de la Ley.

A prohibir que la Reial Senyera entrase en la Catedral o vetar la presencia de San José en la Cabalgata de Reyes del próximo 5 de enero se une ahora la última ocurrencia: recibir en el Ayuntamiento, con todo el boato oficial, a las Tres Magas de Enero; se trata de una parodia republicana sobre la fiesta de los Reyes Magos que se celebró en Valencia a primeros de enero del año 1937 para evitar que los niños celebrasen la religiosa noche de Reyes. Una cabalgata laica protagonizada por tres "reinas" Magas republicanas de nombre Libertad, Igualdad y Fraternidad.

El acto persigue restar protagonismo a los Reyes Magos y recuperar la fiesta del solsticio de invierno que se celebró en enero de 1937



Ribó ha saludado en el balcón municipal a las "Magas republicanas", como fin a unos actos organizados por Societat Coral El Micalet dentro de lo que han llamado "Semana de la Infancia". Antes una cabalgata había recorrido el centro de Valencia sin casi público aunque la Policía Local ha cortado las vías afectadas. Según la entidad organizadora con esta iniciativa hemos querido "recuperar la fiesta del solsticio de invierno que se celebró en enero de 1937". Afirman que las "magas" representan los tres principios básicos de su "manera de ver el mundo: libertad para poder expresar libre y críticamente todas las ideas, igualdad de todos ante la ley y la sociedad, por encima de razas, creencias y sexo, y fraternidad para compartir con todos aquellos que nos necesitan las maravillas del mundo".

La iniciativa de Joan Ribó y el respaldo del Ayuntamiento a este tipo de actos minoritarios ha levantado la indignación entre los valencianos y numerosas entidades y organizaciones que han catalogado el acto a ESdiario como "una burla". El senador electo por Alicante, Agustín Almodóbar, ha sido uno de los primeros en reaccionar públicamente y en su Facebook considera como "una auténtica vergüenza lo que intentan imponer estos señores amantes del laicismo, del sectarismo, la manipulación, el revanchismo y el odio hacia lo cristiano".