| 25 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y líder del PSOE, durante su reunión con Néstor Rego, portavoz del BNG.
Pedro Sánchez, presidente del Gobierno y líder del PSOE, durante su reunión con Néstor Rego, portavoz del BNG.

El PSOE, de nuevo en evidencia: solo le queda ser la palanca del nacionalismo

Galicia vuelve a dejar claro que el 'sanchismo' tiene un gran problema a nivel territorial. Junts, Bildu y demás nacionalismos como el del BNG le salvan a nivel nacional...pero a qué precio.

| Ruth Goñi Opinión

Los gallegos acaban de demostrarlo, no han tragado. Han votado estabilidad y confianza. Lo grave es que también han mostrado la realidad: que el nacionalismo e independentismo gallego se han comido al PSOE y que ambos, son indistinguibles. La izquierda hoy es la anti-España, la tribu identitaria y el muro. La izquierda es ya nacionalismo e independentismo en toda España. Eso sí, hay esperanza: el PP les ha barrido en Galicia y lo hará en toda España.

Contra todo pronóstico fue fácil para el PSOE justificar que Bildu fuera su socio, pero ahora le es muy difícil repetir la jugada. En Pamplona empezaron los "problemillas" de relato. Es lo que tiene regalar el ayuntamiento al partido que no condena la violencia y que lleva terroristas en sus listas. La mentira y la repercusión nacional de esa intragable decisión les dejaron en evidencia y sin argumentos falsos que distribuir a proprios y extraños.

¿Cómo puede ser Bildu aceptable como socio de Gobierno? ¿Cómo puede disputar al PNV el gobierno vasco o ser segunda fuerza en Pamplona? Bildu se percibe como la única izquierda real, la auténtica. Esa izquierda verde, feminista, que lucha contra el “empresario opresor”. Bildu es progre de verdad, ellos son los cool, son los modernos del panorama político. A esta idílica y falsa foto de Bildu hemos llegado por dos vías.

La vía de la inacción del centro derecha que nunca ha librado la batalla cultural contra Bildu y el entorno abertzale, nunca. Esa batalla nos la ganan a diario en cada foro de barrio y en cada uno de los servicios públicos. La vía de la rendición del PSOE que lleva cinco años blanqueando a Bildu sin parar, hasta el infinito. El PSOE rendido y sometido a Bildu para mantenerse en el poder. Obviaron la naturaleza de Bildu, su pasado y su proyecto político y arreglado.

Pedro Sánchez y Santos Cerdán se reúnen con la portavoz de Bildu, Mertxe Aizpurua.

Explicaron que era necesario para impedir que la derecha y extrema derecha llegaran al poder. Irónicamente, se quedaron cortos y ahora necesitan a Junts, del que renegaban hasta hace un cuarto de hora. Las circunstancias, ya saben… Claro, si aceptas como socio a Bildu ¿por qué no vas a tener de socio al partido catalán elitista de derecha radical y xenófobo, aunque esa sea tu cacareada excusa para ser socio del primero?

Ese blanqueamiento permitió que Bildu se luciese en Madrid con sus conquistas sociales. El PSOE ha hecho más grande a un partido que, con su pasado terrorista y su objetivo de anexión de Navarra a País Vasco e independencia, ahora parece un corderito. Por increíble que parezca, han convertido a Bildu en progre y moderno. Todos sabemos que las pensiones de las viudas han subido gracias a Bildu. Todos sabemos que Bildu no miente. Todos sabemos que Bildu defiende a los trabajadores. ¿Verdad?

Lejos de quedarse ahí la cosa, ya dependen de un delincuente fugado de derecha radical y esto ya, cambia el panorama. Ahora el PSOE vende la idea de que pactar con Junts es imprescindible para la convivencia en Cataluña. Si, como oyen, para esa convivencia que Sánchez ya había conseguido con los indultos. Y como oyen, pactar con la extrema derecha catalana ahora es imprescindible para que no gobierne la extrema derecha en España. Todo muy normal. ¡Con lo fácil que era decir que pactaban por 7 votos para no perder la Moncloa!, no, otro relato falso. Todos los españoles estos años hemos hecho un máster en esto de los relatos y los cambios de opinión.

Buscar la convivencia obliga a tragar con lo que sea como hacer leyes a medida de los delincuentes, cargarse la igualdad entre los españoles y la separación de poderes, redefinir delitos etc. Todo por una convivencia de arcoíris que justifica estas “modernas tragaderas”.

 

Misma estrategia en Galicia con el BNG

El delirio continúa porque ahora el BNG también es moderno y cool, maravilloso. El PSOE ha convertido el nacionalismo en progre y moderno. Pero siempre nos quedarán los nacionalistas y extremistas de pura cepa que podrán gustar o provocar repugnancia, pero mantienen su discurso y sus ideas firmes y no dudan en dejar al PSOE con las vergüenzas al aire. Bildu y Junts reiteran sus objetivos y sus reivindicaciones. Unos persiguen la salida de los presos de la cárcel y Euskalherria y otros el referéndum y la independencia. No engañan. No maquillan. Ni convivencia, ni España, ni estabilidad del gobierno nacional al que no reconocen y solo exprimen. Preparen sus modernas tragaderas.

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Pere Aragonés, recibe a Pedro Sánchez en Barcelona.

El PSOE blanqueó fácilmente a Bildu porque tuvo cuatro años para ello y muchas negociaciones en un cuarto oscuro. No sabemos qué pactaron, pero si sabemos que los abertzales no se ha movido un ápice de donde estaba hace 12 años. Es mucho más difícil blanquear a Junts como socio. No puede ser cool porque es derecha radical y el PSOE no ha tenido tiempo para camuflarlo. Es público que Puigdemont decide el ritmo del Gobierno y su duración, los tiene a su merced, aunque sea a él a quien le interesa sobremanera que sigan gobernando.

Curioso y terrible. Ha costado mucho menos camuflar el pasado terrorista, los muertos, los secuestrados, los casos sin resolver y el independentismo abertzale, que desdibujar a Puigdemont, Tsunami y la declaración de independencia de Cataluña. Estas actuaciones infames del PSOE han sido un auténtico trago para muchos militantes y votantes socialistas. Entre los cargos públicos no habrá valientes, porque ser valiente cuesta mucho esfuerzo y mucha soledad.

Pedir valentía a estas alturas de la película no serviría de nada. Es mucho más útil pedir que cada ciudadano examine sus tragaderas. Según el nivel de modernidad de estas, votará en consecuencia. Ironía a parte, la confianza en el ciudadano y en el sistema nos sacará de esta delirante situación. Los gallegos lo acaban de demostrar.

Ruth Goñi es miembro del PP y ex senadora por Navarra.