| 27 de Febrero de 2024 Director Antonio Martín Beaumont

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Mujeres y enfermedades autoinmunes
Mujeres y enfermedades autoinmunes

¿Por qué las mujeres tienen más enfermedades autoinmunes?

A diferencia de los hombres, las mujeres tienen dos cromosomas X, lo que aumenta el riesgo de desarrollar enfermedades autoinmunes.

| Elena Bellver Salud

Una investigación  reciente de la Universidad de Stanford, publicada en la revista Cell, señala una explicación centrada en el cromosoma X para las enfermedades autoinmunes. La investigación sugiere que ciertas moléculas, las cuales afectan al cromosoma X adicional presente en las mujeres, podrían influir en el sistema inmunológico.

¿Por qué las mujeres tienen más enfermedades autoinmunes?

Expertos en el campo indican que es improbable que estas moléculas constituyan la única causa de la inclinación hacia las enfermedades autoinmunes en las mujeres. Sin embargo, si los resultados se confirman en estudios adicionales, podría considerarse la posibilidad de desarrollar nuevos enfoques terapéuticos basados en estas moléculas, en lugar de depender de los medicamentos actuales que afectan globalmente al sistema inmunológico.

El Dr. Howard Chang, genetista y dermatólogo de Stanford a la cabeza de esta investigación, sugiere que esta podría ser una estrategia más efectiva para abordar estas condiciones.

Explorando las enfermedades autoinmunes en las mujeres

La pregunta de por qué las mujeres son más propensas a desarrollar enfermedades autoinmunes que los hombres ha desconcertado a la comunidad médica durante décadas. Este misterio ha llevado a un reciente estudio publicado en la revista Cell, que destaca una conexión crucial con el cromosoma X como factor desencadenante.

cromosoma-x3

A través de una investigación meticulosa, los científicos han descubierto un fenómeno intrigante relacionado con un conjunto especial de moléculas asociadas al cromosoma X adicional presente en las mujeres.

El Código genético y su rol determinante en el sexo biológico

La determinación del sexo biológico en mamíferos se rige por la presencia de cromosomas X y Y. En las células femeninas, se encuentran dos cromosomas X, mientras que los hombres tienen un cromosoma X emparejado con un cromosoma Y más corto.

¿Por qué las mujeres tienen más enfermedades autoinmunes?

Este hecho biológico fundamental lleva consigo una complejidad adicional en las mujeres, ya que el cromosoma X alberga cientos de genes activos esenciales para la vida, mientras que el cromosoma Y contiene solo unos pocos.

Sin embargo, esta aparente ventaja genética en las mujeres también conlleva un riesgo. La presencia de dos cromosomas X aumenta la posibilidad de que el cuerpo femenino produzca una doble dosis letal de proteínas.

Para contrarrestar este riesgo, la naturaleza ha desarrollado un mecanismo mediante el cual uno de los cromosomas X se desactiva. Aquí es donde entra en juego un ARN especial llamado Xist, que se produce en respuesta a la presencia del cromosoma X adicional.

Xist: El Director de la Orquesta Genética

cromosoma-estuio

El ARN Xist actúa como el director de una orquesta genética, adhiriéndose a secciones específicas del cromosoma X adicional y reduciendo su producción genética a casi cero. Sin embargo, este proceso no es tan simple como parece, ya que Xist también atrae combinaciones extrañas de proteínas, muchas de las cuales están vinculadas a trastornos autoinmunes.

Este descubrimiento llevó a los investigadores a plantear la hipótesis de que estos grupos de proteínas podrían ser responsables de desencadenar enfermedades autoinmunes en las mujeres.

Para poner a prueba esta teoría, los científicos realizaron experimentos en ratones de laboratorio machos, insertando el gen Xist y activándolo selectivamente. Los resultados fueron reveladores, ya que los ratones machos con un gen Xist activo desarrollaron trastornos autoinmunes similares al lupus a un ritmo cercano al observado en las hembras.

Ratones-investigacion

Esto demostró que la activación de Xist, combinada con ciertos desencadenantes ambientales, podría ser clave para desatar enfermedades autoinmunes.

Desentrañando el misterio: factores ambientales y genéticos

A pesar de estos hallazgos prometedores, queda claro que la mera activación de Xist no es suficiente para garantizar el desarrollo de enfermedades autoinmunes. Se necesita un desencadenante ambiental adicional para poner en marcha este complejo proceso.

Los científicos introdujeron un irritante conocido por inducir trastornos similares al lupus en ratones machos con Xist activado y en ratones machos no modificados genéticamente. Sorprendentemente, no todos los ratones desarrollaron la enfermedad, lo que sugiere la influencia de otros factores genéticos en la susceptibilidad a las enfermedades autoinmunes.

Esta revelación llevó a los investigadores a explorar la posibilidad de utilizar los grupos de proteínas asociados a Xist como base para una prueba de susceptibilidad autoinmune.

Analizando muestras de sangre de pacientes con problemas autoinmunes, identificaron una lista de autoanticuerpos dirigidos contra las proteínas que se agrupan con Xist. Estos autoanticuerpos podrían convertirse en marcadores útiles para determinar la predisposición de una persona a enfermedades autoinmunes.

Desafiando Sesgos de Género en la Investigación Médica

genes.1

Un aspecto intrigante de esta investigación es cómo el sesgo de género en la investigación médica ha contribuido a pasar por alto este fenómeno durante tanto tiempo. La línea celular masculina ha sido utilizada como estándar de referencia durante décadas, a pesar de que no produce Xist ni los complejos Xist/proteína/ADN asociados. Este sesgo ha impedido el reconocimiento de la importancia del ARN Xist en las enfermedades autoinmunes femeninas.

El genetista y dermatólogo de Stanford, el Dr. Howard Chang, señala la relevancia de este hallazgo al afirmar: "Cada célula del cuerpo de una mujer produce Xist, pero durante varias décadas hemos utilizado una línea celular masculina como estándar de referencia.

Esa línea celular masculina no produjo Xist ni complejos Xist/proteína/ADN, ni se han utilizado otras células desde entonces para la prueba. Por lo tanto, todos los anticuerpos anti-complejo Xist de una paciente, una enorme fuente de susceptibilidad autoinmune en las mujeres, pasan desapercibidos".

El Cuerpo femenino y su danza genética

genes-2

Este descubrimiento arroja luz sobre la compleja danza genética que ocurre en el cuerpo femenino, especialmente durante el proceso normal de muerte celular. Cuando las células se descomponen, liberan moléculas Xist y las proteínas asociadas al torrente sanguíneo.

Las células inmunes, al encontrar la molécula Xist, pueden confundirse al reconocer las proteínas unidas a ella. Este malentendido puede llevar a la producción errónea de anticuerpos contra las proteínas Xist, desencadenando así el ataque del sistema inmunológico a otras partes del cuerpo.

El Dr. Chang especula que este proceso normal de muerte celular puede ser un factor clave en el surgimiento de enfermedades autoinmunes en las mujeres. La detección de fragmentos de proteínas Xist por parte de las células inmunitarias podría activar una respuesta inmunológica desencadenante, llevando eventualmente al desarrollo de trastornos autoinmunes.

Perspectivas futuras: tratamientos basados en moléculas en lugar de Inmunosupresores

Lupus

Lupus

Si bien estos descubrimientos son emocionantes, los expertos enfatizan que las moléculas asociadas a Xist no son la única causa de las enfermedades autoinmunes en las mujeres. Sin embargo, representan un punto de partida prometedor para desarrollar tratamientos más específicos y menos invasivos.

El Dr. Howard Chang destaca la posibilidad de que nuevos tratamientos puedan centrarse en estas moléculas en lugar de recurrir a medicamentos actuales que debilitan todo el sistema inmunológico.

En última instancia, este viaje a través del cromosoma X ha desentrañado una parte del enigma de por qué las mujeres son más susceptibles a las enfermedades autoinmunes. A medida que la comunidad científica continúa explorando las complejidades de la genética y la inmunología, se abren nuevas perspectivas para comprender y abordar estas afecciones de manera más precisa y eficaz.

sistema-inmunologico-2

Este emocionante capítulo en la investigación médica podría allanar el camino para avances revolucionarios en el diagnóstico y tratamiento de enfermedades autoinmunes, brindando esperanza a aquellos que han enfrentado los desafíos de estas condiciones.

Si te ha gustado el artículo compártelo en tus redes sociales y déjanos un comentario con tu opinión.