| 26 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
María José Catalá en el mercado de Castilla
María José Catalá en el mercado de Castilla

El PP de Valencia intensifica su presencia en los barrios de cara a 2023

La portavoz popular se ha prodigado en las últimas semanas en reuniones con vecinos de barrios periféricos, jubilados y visitas a los mercados municipales, una pelea voto a voto en la calle

| E. M. Edición Valencia

Desde hace unas semanas, es raro que María José Catalá no tenga en agenda una reunión con los vecinos de algún barrio o una visita a un mercado municipal, centro de mayores o asociación de comerciantes. El PP de Valencia, a menos de un año de las elecciones municipales, se pone las zapatillas para pelear voto a voto en la calle, intensificando la labor multitarea Catalá.

Porque si una cosa dejó claras las elecciones de 2019, es que el PP no puede ganar sólo con debates sobre el tráfico del centro de la ciudad o los votos del Ensanche o Pla del Real. Por eso, Catalá ha impulsado su agenda en barrios más periféricos reuniéndose con grupos más reducidos de vecinos o con asociaciones más pequeñas para escucharles y tomar un café con quien haga falta.

Las visitas a los mercados eran uno de los actos principales de campaña en los mejores años de Rita Barberá, y el PP vuelve a hacer uso del mercado municipal como lugar de encuentro de la ciudadanía. Además del centro de la ciudad, de las procesiones y del debate parlamentario que Catalá ya tiene controlado, el PP se adentra más en los barrios y relanza esa política que tan buenos frutos dio a los populares en el pasado.

catala_2

Por poner un ejemplo, esta semana Catalá visitaba el mercado de Castilla y la semana pasada el de Torrefiel, con las habituales fotos y conversaciones con vecinos y vendedores, además de recoger sus reivindicaciones, y también se acercó a varios centros de personas mayores, donde departió con los usuarios o denunció la falta de aire acondicionado.

En definitiva, Catalá aprieta el acelerador en un momento de crecimiento del PP en las encuestas, y lo hace entre vendedores de mercados y centros de jubilados, además de saliendo a los barrios de la periferia donde el PP no ganó en las últimas elecciones para recuperar el músculo electotal. Café a café, reunión a reunión, saludo a saludo, Catalá tiene por delante los meses cruciales para lograr su propósito de ser alcaldesa de Valencia.