28 de Enero de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Toni Woodward y Ruth Merino, diputados de Ciudadanos en Les Corts

El diputado a la sombra de Cantó clave en el pacto de presupuestos de Ciudadanos

Ha pasado de estar casi desahuciado políticamente a ser fundamental en la estrategia de acercamiento al PSPV y al president Ximo Puig

| H. G. Edición Valencia

El síndic de Ciudadanos, Toni Cantó, lleva mes y medio largo transmitiendo un tira y afloja constante con el president de la Generalitat, Ximo Puig, orbitando sobre la aprobación de los presupuestos del ejercicio 2021. En cada reunión lanza propuestas, cifras, cálculos de qué significarán, en la práctica, las propuestas de Ciudadanos en Les Corts.

Detrás de las afirmaciones que realiza el portavoz y también coordinador autonómico de Ciudadanos existe un estudio pormenorizado de las partidas y una cuadratura de dónde poner y de qué lado quitar para encajar lo que pide su partido en la distribución previa hecha por el Botànic.

Y ese trabajo a la sombra lo realiza un estrecho grupo de diputados y asesores. En principio, de las cuestiones económicas del grupo parlamentario se ocupa Ruth Merino, técnico de Hacienda, licenciada en Económicas y voz de Ciudadanos en la comisión de Economía, Presupuestos y Hacienda. Fue de número dos en la candidatura autonómica de su partido en la provincia de Valencia como fichaje estrella de profesional con destacado currículum. 

Su perfil se acopla perfectamente a esa labor de escrutar los presupuestos. Además, forma parte del reducido grupo de diputados de total confianza de Toni Cantó. Por tanto, cumple todos los requisitos para esa tarea específica. No obstante, junto a ella ha crecido una figura inesperada al principio de legislatura, que se ha convertido en clave para asesorar en materia económica al síndic, para que este pudiera asentar en datos sus propuestas y para descargar de labor a Ruth Merino.

De quedar relegado en la lista a ser fundamental

Se trata, paradójicamente, de un diputado prácticamente desahuciado al final del pasado mandato. El no ser ni afín al entonces secretario de organización, Emilio Argüeso, ni al síndic hizo que ocupara el séptimo lugar por la provincia de Alicante, un puesto que parecía abocarle a no repetir y que le hacía perder varias posiciones respecto a la que ocupó en 2015, cuando Ciudadanos consiguió cinco escaños por esa provincia.

 

No obstante, Antonio Joaquín Woodward Poch entró, raspado y algo enfadado, pero lo logró. Desde entonces, ha ido creciendo. "Es muy trabajador y responsable, sensato y prudente", explica un alto cargo de Ciudadanos que ha compartido muchas horas de trabajo con el diputado nacido en Dénia.

Toni (apócope con el que familiarmente siempre se presenta) Woodward entró como parlamentario autonómico sin titulación alguna en Económicas, Empresariales o nada similar y con el bagaje de haber sido responsable territorial en una marca de mochilas que cerró al poco de iniciar él su etapa de diputado, en 2015. 

 

Aunque sus conocimientos económicos no iban mucho más allá de su experiencia, ha estado curtiéndose. En el primer tramo de la pasada legislatura lo hizo codo con codo con David de Miguel, parlamentario por Castellón que formó parte de la escisión que lideró Alexis Marí. Luego, empezó a asesorar a la por entonces portavoz, Mari-Carmen Sánchez, con una especie de pedigrí de experto en Economía en un grupo que carecía de alguien que tuviera mínimamente ese perfil.

Junto a Ruth Merino

En esta legislatura ha seguido aprendiendo de Ruth Merino, fichada precisamente por Toni Cantó para cubrir esa laguna económica. Y Toni Woodward no solamente no ha quedado difuminado, sino que ha sabido hacerse un hueco incluso más grande que el que tuvo en el anterior mandato. Siempre atento, sin desaprovechar ocasión alguna de mejorar ni de participar en las tertulias radiofónicas o entrevistas donde le llaman.

"Es muy currante. Hace de diputado-asesor de Ruth Merino y, en la práctica, lleva la mayor carga de trabajo", explica un compañero suyo en Les Corts que lo conoce bien.

Así, a base de laboriosidad y sin establecer estrechas alianzas ni amistades en el grupo parlamentario, ha ido convirtiéndose en una persona clave para Toni Cantó. Tanto, que ha delegado en él, siempre con la atenta supervisión de la inspectora de Hacienda Merino, la parte técnica de la negociación de los presupuestos con el PSPV-PSOE de Ximo Puig. De la política, de la escenificación del acuerdo, ya se ocupa el síndic, que también es especialista en ello, además de portavoz.