21 de Junio de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía

“Ribó debe dejar de mirar al Miguelete y centrarse en una política de unidad"

Responsable institucional del PSPV y vicepresidente de la Diputación muestra su apoyo a la reelección de Ximo Puig como secretario general y candidato a la Generalitat

Casi diez años gobernando con una mayoría absoluta que aumenta en cada legislatura, incluso en los momentos más complejos para el PSPV en la comarca, Carlos Fernández Bielsa se ha consolidado como uno de los puntales del Partido Socialista en Valencia.

Pese a su declarado municipalismo y su clara intención de continuar revalidándose como alcalde de Mislata, sin duda, el también diputado provincial y secretario de la agrupación socialista, puede aspirar a todo dentro del partido.

En su encuentro con ESdiario, Bielsa ha dado a conocer su visión sobre la actual situación política, mostrando sin tapujos desavenencias con la gestión del alcalde de Valencia, Joan Ribó, y apostando por su compañera Sandra Gómez como la mejor alternativa. Un apoyo que también ha mostrado hacia Ximo Puig, respaldando su continuidad al frente del partido y de la Comunitat.

 

• ¿Cómo están funcionando los pactos de gobierno?

- A nivel global, los pactos de gobierno progresista están funcionando bien. Hemos demostrado que las políticas de coalición funcionan. Hacer políticas relacionadas con la incentivación económica y del empleo, de garantizar la cultura, la educación, el deporte, es decir, políticas para las personas, es realmente lo que están haciendo los municipios en coalición. Igualmente está funcionando el Botànic, que ha devuelto la dignidad a las instituciones valencianas y la confianza.

• ¿Alguno te preocupa especialmente dentro de esos acuerdos?

- No especialmente. Los Ayuntamientos están gobernados por personas y en ocasiones esas personas tienen mejor o peor relación, pero lo más importante son las políticas que se llevan a cabo. Y siempre hay gente que estamos detrás de los ayuntamientos para intentar consensuar y que la política del diálogo siga existiendo. En los gobiernos a veces existen problemas de afectos, no problemas de gestión.

• ¿Y el caso de San Vicent del Raspeig?

- Pues es un caso paradigmático de lo que digo de la falta de afectos. Un alcalde con mayoría absoluta que está haciendo una muy buena gestión en Sant Vicent del Raspeig, y que hay compañeros de su gobierno que piensan lo contrario. Y lo más importante al final es gobernar y gobernar bien para la ciudadanía. Por tanto, el alcalde de San Vicent del Raspeig tiene todo el apoyo del PSPV.  Confiamos en que se pueda reconducir la situación con diálogo, consenso y altura de miras, apartando la política personalista y haciendo una política más global, más de municipio, más de ayudar a la gente, que para eso es para lo que estamos. La política tiene que ser un instrumento para dar soluciones, no para generar problemas.

 

 

• Entiendo que su relación con el alcalde de Valencia será cordial, pero ¿cómo valora su gestión con respecto al área metropolitana?

- Mi relación con el alcalde de Valencia es buena, tenemos una relación cordial entre dos instituciones que intentan trabajar de manera conjunta para hacer unas políticas que beneficien los intereses de la ciudadanía. El alcalde de Valencia tiene que dejar de mirar al Miguelete y centrarse más en una política metropolitana de unidad, de derribar muros y unir personas.
Tenemos buena relación, aunque es verdad que tengo mejor relación con Sandra Gómez y lógicamente me gustaría que fuese la próxima alcaldesa de Valencia.

• Entonces, ¿repetirá como candidata?

- Espero que sí. Debe ser la candidata a la alcaldía de Valencia porque está haciendo un buen trabajo.

• ¿Y Sanguino en Alicante?

- No lo sé. Estamos en la oposición. Serán los militantes de Alicante los que tendrán que decidir qué candidato o candidata es mejor para poder recuperar la alcaldía en el Ayuntamiento de Alicante. Alicante se merece un alcalde de progreso, que haga políticas para la gente, y un proyecto político que permita a la ciudad avanzar. Alicante ahora está absolutamente colapsada.

Confío en que las elecciones en Madrid sean un revulsivo para cambiar

• ¿Cómo afronta el próximo congreso en otoño? ¿Habrá lista única encabezada por Ximo Puig?

- Yo afronto los congresos con muchísima tranquilidad, la verdad. Mi única preocupación es seguir siendo alcalde de la ciudad en la que vivo, que es Mislata y que para mí es todo un orgullo.

Y creo que Ximo ha sido un buen presidente en un momento de mucha dificultad. Nadie veníamos aprendidos para gestionar una crisis sanitaria y de lo que significaba una pandemia mundial.

Ha hecho una buena gestión, con dificultades, a veces con falta de afecto por parte de algunos socios. Pero ha hecho una buena política, ha intentado ayudar a la gente, ha estado al lado de los ciudadanos que más lo necesitaban, de los empresarios, de los autónomos; ha puesto en marcha planes económicos que no ha hecho ninguna otra comunidad autónoma, incluyendo Madrid, que no ha aprobado ninguna línea de ayudas. Por tanto, tiene que ser el secretario general, si finalmente es su deseo.

• ¿Cree que habrá una lista alternativa de empaque? Porque él ya dijo que no va a haber bicefalia. Si se presenta a secretario general y gana será el candidato a la Generalitat, ¿no?

- Mi intención siempre será garantizar la estabilidad. Ximo es un activo y además es un buen presidente, lo ha demostrado con solvencia en la gestión de estos momentos tan difíciles, pero también tiene que ser capaz de articular un proyecto de mayorías, de consensos y de unir la diversidad.

Sobre la futura candidatura a la Generalitat, es una cuestión que debe decidir él y después la militancia del partido, que además es autónoma para poder decidir este tipo de cuestiones en primarias.

 

Puig ha hecho una buena gestión, con dificultades, con falta de afecto por parte de algunos socios

• ¿Y usted como responsable de política institucional o le gustaría cambiar?

- Yo estaré donde el secretario general me diga que tengo que estar. Desde luego, donde sí quiero continuar, y es lo que me apasiona y es para lo que me desvivo, es en Mislata, para que los ciudadanos de Mislata vivan mejor, tengan una ciudad agradable, amable, donde podamos desarrollar todos los proyectos que tenemos por delante. Esa es mi máxima preocupación.

 

• Pero puede ser el alcalde de Mislata y tener otro cargo más allá del orgánico.

- Sí, claro, de hecho soy el vicepresidente de la Diputación. Es compatible. Y además hemos hecho un gran trabajo en la Diputación, concretamente en mi área, que es el área de Cooperación Municipal y Cohesión Territorial, hemos aprobado el Plan de Inversiones más importante que ha aprobado la Diputación de Valencia en toda su historia: 145 millones de euros destinados a que los ayuntamientos puedan hacer políticas de inversión importantes para mejorar la calidad de vida de sus ciudadanos.

• Mislata nunca ha tenido presidente de la Diputación. Valencia, sí.

- Mislata ha tenido alguna vez diputado provincial, pero no hemos tenido nunca presidente. Somos una ciudad muy importante, pero lógicamente no somos comparables a Valencia. No obstante, en la Diputación, independientemente de quién sea el presidente, de quién lleve cada área, lo más importante es el trabajo en equipo para sacar adelante los proyectos que llevamos en el programa. Y yo creo que lo estamos consiguiendo.

 

Sandra Gómez debe ser la candidata a la alcaldía 

• Saliendo de la Comunidad, ¿cree que el resultado de las elecciones en Madrid va a cambiar la estrategia del partido?

- Yo confío en que las elecciones en Madrid sean un revulsivo primero para cambiar Madrid, para que un gobierno progresista cambie la forma de gobernar la ciudad, centrándose más en la ciudadanía, en la protección de las personas, en la seguridad, en la inversión pública, en las cosas importantes para la gente.

Estamos en un momento de la política donde todavía no se ha pasado página de la política de escaparate. Y tenemos que pasar a la política del consenso, del diálogo. Los ciudadanos nos piden, nos exigen, que la política sea un instrumento útil para cambiar las cosas, para mejorar la vida de la gente, pero también para buscar soluciones. Y las soluciones hoy se deben buscar con consenso, con diálogo, y no con una política de tuit.

 

El alcalde de Mislata también ha aprovechado la entrevista para hablar de la labor municipal y reclamar un cambio en las políticas de financiación local y de competencias, para que los ayuntamientos tengan una capacidad real de gestión que les permita ayudar a sus vecinos y vecinas.

Puedes continuar leyendo la entrevista en el enlace o en la sección Municipios.