| 02 de Julio de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía
La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, junto a Puig y Oltra
La consellera de Justicia, Gabriela Bravo, junto a Puig y Oltra

La campaña de la Generalitat que llama “puteros” a los valencianos

Conselleria de Justicia recurre a unas influencers cuestionadas por radicales para hablar de prostitución, generando indignación por la frivolidad: “he visto trabajos de ESO con más nivel”

| E. M. Edición Valencia

La Generalitat Valenciana a través de la conselleria de Justicia que dirige Gabriela Bravo ha puesto en marcho una campaña del ‘foro por la abolición de la prostitución’ para denunciar que la prostitución “no es ocio, es violencia”. La campaña sin embargo ha levantado polémica tanto por las protagonistas escogidas para hacer el mensaje -pagado por supuesto con dinero público, aunque se desconoce cuánto- como por lo que dicen.

“¿Sabías que uno de cada cinco valencianos es putero?”, comienza el vídeo de la campaña que la propia conselleria de Justicia está promocionando con dinero en redes sociales. Para ello, la Generalitat ha fichado a Towanda Rebels, dos chicas influencers que se definen como actrices y comunicadoras así como "TERF y feministas radicales", muy cuestionadas por sus posiciones.

Más allá del calificativo de “puteros” a los valencianos, la campaña está destapando críticas en diferentes sentidos. Primero, porque algunos consideran “fríovolo” la forma de comunicación escogida para hablar de un tema tan serio como las mafias de la prostitución. “Esto está pagado con dinero público, tremendo. Hay trabajos de secundaria con más nivel”, es uno de los comentarios más repetidos.

 

Otros sin embargo dirigen la crítica en otro sentido, ya que Towanda Rebels son una de las voces más críticas con la Ley Trans de Irene Montero de la que han pedido su dimisión. Están en la actualidad enfrentadas a Podemos, llegando a contestar incluso a Pablo Echenique “pequeña tu polla” en uno de sus comentarios recientes.

Muchos militantes de izquierda por tanto censuran que la Generalitat recurra “a dos TERF” (feministas radicales) enfrentadas a los podemitas y tan marcadas ideológicamente -también califican a Vox de fascista-. En definitiva, ni para unos ni otros la campaña de Gabriela Bravo parece acertada.