05 de Marzo de 2021 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Tribunales Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía Medio Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Vanidad
Fernández Bielsa y Sagredo, dos alcaldes que han decidido tomar la iniciativa

La resolución de los alcaldes emergentes del PSOE frente a los retrasos de Marzà

El socialista Fernández Bielsa deja clara su confianza en la gestión de Marzá, de Compromís, ante el frío y la pandemia con un mensaje lapidario: "seguramente estarán esperando a verano"

| Redacción Valencia Edición Valencia

Las diferentes olas están convirtiendo la pandemia en una prueba de fuego para los responsables políticos de las administraciones. Algunos que tardaron más en reaccionar en los primeros meses, cuando las medidas se encontraban centralizadas, están ahora asumiendo un liderazgo que los diferencia.

Mientras que otros que lograron pasar desapercibidos o sin excesiva erosión hasta verano, en las últimas semanas demuestran sus carencias. También existe el tercer caso, el de responsables  públicos cuya gestión, para bien o para mal, se ha mantenido constante. La propia consellera de Sanitat, Ana Barceló, podría situarse en este grupo.

Mislata y Paterna

En la Comunidad Valenciana existen ejemplos claros y antagónicos en las diferentes escalas. Dos ayuntamientos del área metropolitana de Valencia gobernados por sendos alcaldes que despuntan en el PSPV-PSOE y que comandan mayorías absolutas han adoptado hoy medidas de emergencia. Se trata de Mislata, con Carlos Fernández Bielsa como primer edil, y Paterna, con Juan Antonio Sagredo al frente.

En ambos casos han decidido cerrar todas las instalaciones municipales, incluidos polideportivos, bibliotecas, parques y los propios edificios consistoriales, dejando únicamente la atención presencial mínima. Han pedido el "autoconfinamiento" a  la población y han anunciado que han llegado en la restricción de movimientos hasta donde su competencia les permite.

Por el lado contrario se halla un cada vez  más cuestionado conseller de Educación, Vicent Marzà. Entre abril y mayo, con el constante anuncio de tablets que tardaron semanas en llegar y la réplica del aprobado prácticamente general que decretó el Ministerio de Educación, consiguió salvar su papeleta política.

 

No obstante, no aprovechó el verano para acondicionar los centros y dejó que cada equipo directivo lo hiciera según sus criterios. Sindicatos como CSIF le han afeado que únicamente haya entregado una mascarilla para todo el año a cada docente a pesar de ser Conselleria de Educación la empleadora y, por tanto, quien tiene la obligación de proteger a su personal.

Esta circunstancia se suma a, entre otras cuestiones, el retraso en instalar filtros HEPA. Conselleria anuncia desde hace dos meses continuamente la instalación de 8.000 filtros en aulas con escasa ventilación -con lo que reconoce implícitamente que muchas carecen de la ventilación adecuada-, pero, hasta la fecha, no lo ha hecho.

Sin Plan Edificant

Los centros escolares están, por medidas contra la pandemia, con las ventanas abiertas en plena ola de frío porque no disponen de esos filtros HEPA. Esta situación ha motivado numerosas críticas hoy en redes sociales tanto al conseller como al secretario autonómico, el socialista Miquel Soler, ante las bajas temperaturas que sufren alumnado y docentes por la carencia de purificadores de aire, lo que obliga a abrir las ventanas. Todo ello en centros bastante desgastados por la falta de reformas y un Plan Edificant, el proyecto estrella de Educación el pasado mandato y en el inicio de este, que apenas se ha ejecutado en un 20% pese a haber finalizado.

Hasta el propio alcalde de Mislata, Carlos Fernández Bielsa, ha recalcado en un tuit, tras anunciar ayer que había ordenado encender ya las calefacciones y ante la observación de un usuario escribiendo que las aulas llevan así desde el inicio de curso, que "claro que lo sé. Todavía estamos esperando de la Conselleria de Educación la promesa de instalar purificadores de aire en todas las clases de los colegios para evitar tener las ventanas abiertas. Seguramente estarán esperando a verano. Esperemos que no. Un saludo".

 

Aunque luego, en otro tuit, ha aclarado que "no es su intención de polemizar sobre esta cuestión", sí que ha insistido en "al césar lo que es del césar".

Tavernes de la Valldigna

Por su parte, la portavoz del PP en Tavernes de la Valldigna, Eva Palomares, ha dirigido un escrito a Conselleria de Educación en el que le reclama una "acción rápida y coordinada entre las administraciones" y le pide que su localidad sea una de las primeras en las que Conselleria instale estos filtros HEPA "ante el agravamiento de la situación en las aulas por el frío y la pandemia". Palomares encabeza la oposición en un municipio, Tavernes de la Valldigna, dirigido por Compromís, la misma coalición a la que pertenece Marzà. No obstante, ha sido el PP y no el equipo de gobierno quien ha tomado la iniciativa ante la preocupación de las familias.