| 14 de Junio de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
La diputada de Vox en Las Cortes Valencianas, Teresa Ramírez.
La diputada de Vox en Las Cortes Valencianas, Teresa Ramírez.

Vox 'arma un lío' en Las Cortes con la secuela del "universo de las Paquitas"

La diputada Teresa Ramírez pide "respeto" ante la ofensiva de PSPV y Compromís con los presupuestos a través de la analogía de las Paquitas que acaba alterando a los diputados

| Sonia García Edición Valencia

Presentar las cuentas de la Generalitat es un asunto denso y farragoso, incluso para los propios diputados de Las Cortes Valencianas. Como ha lamentado la consellera de Hacienda Ruth Merino, "pobres" aquellos diputados o medios de comunicación que  "encima después de la hora de comer" presencian la Comisión de Presupuestos. 

Por eso, se echa mano del "universo de las Paquitas". Con el fin de amenizar el discurso "del complejo mundo de los presupuestos" y poner cara a tantos números, la diputada de Vox Teresa Ramírez ha recuperado esta analogía que ya se ha vuelto recurrente. Después de que se enzarzara con Joan Baldoví en una disputa por "las Paquitas del mundo" en el anterior pleno de Las Cortes, Ramírez ha presentado ahora la secuela. 

PSPV y Compromís han bautizado las cuentas del Consell como "los presupuestos del cambiazo", en lugar de "los del cambio", como defiende el PP.  Al socialista José Muñoz no le cuadran porque no entiende cómo puede haber un incremento de los ingresos cuando se bajan los impuestos y rechaza que se recorte en partidas como en Memoria Democrática, mientras que la nacionalista Aitana Mas arguye que los ingresos están "inflados" por incluir una partida que debería transferir el Estado, pero está en el aire. 

Ante las críticas, Teresa Ramírez ha recordado que del estado actual de las cuentas que acumula la mayor deuda de la historia y de España, "los responsables" con PSPV y Compromís "tras 8 años" al frente del Gobierno autonómico. Durante toda su intervención, Ramírez ha disparado a la oposición y les ha afeado que, pese a que ha quedado en evidencia la baja ejecución de sus presupuestos, "ni una reflexión" ni "autocrítica".

En ese momento ha citado una escena de la película 'Wonder' en la que aparece en una pizarra en un aula una cita: "cuando tengas que elegir entre tener la razón y ser amable, elije ser amable". "Hoy elijo ser amable después de tres días con el discurso y tu más", ha dicho la diputada de Vox. "Hoy toca avanzar -continúa Ramírez- y explicar a Paquita, conocida de Baldoví y también al resto del universo Paquitas, el ejercicio de responsabilidad que PP y Vox hemos realizado para el diseño de unos presupuestos complicados".

"Paquita taxista, ama de casa, empleada de hogar, Paquita médico, enfermera, funcionaria, directiva que también las hay, en paro, carente de ayudas, Paquita esperando la tan ansiada conciliación laboral, Paquita peluquera, pensionista. El universo Paquita da para mucho y es sensacional. Merecen un respeto porque con su trabajo, esfuerzo y sus impuestos alimentan el universo complejo de los presupuestos", ha expuesto la diputada de Vox para continuar desmontando el argumentario de la oposición.

Pese a que el anterior Gobierno del Botànic ha aumentado su presupuesto un 65% en ocho años, "no han mejorado en un 65%  las políticas sociales", según Ramírez. "Ha aumentado el  paro, la carga impositiva, la lista de espera de la seguridad social, el fracaso escolar, la inseguridad en la calle", ha recordado. A esto añade la "herencia" de la deuda que arrastra la Comunidad Valenciana que supera ya los 57 mil millones de euros y que se torna "insostenible".

Ramírez, dirigiéndose a Compromís, le ha dicho en tono vacilón que "hay que devolver esa deuda porque señoría yo no sé si en su casa pagan la hipoteca porque en la mía sí", lo que ha hecho saltar a toda la sala, donde se ha formado un barullo por las protestas simultaneas de los diputados. Se quejan de que el turno de palabra de Ramírez debería de dirigirse a replicar a la consellera que hoy exponía sus cuentas y no a la oposición.

Finalmente, el presidente de la Comisión, Toni Gaspar, -que bromeaba con llevar "todavía la L" - ha intervenido para poner orden en la sala de las Paquitas.