| 21 de Septiembre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
Vista general de un debate en las Cortes de Valencia.
Vista general de un debate en las Cortes de Valencia.

La "trampa" que usan diputados para cobrar un plus de miles de euros

Los diputados de Las Cortes Valencianas y los miembros del gobierno perciben hasta 10.000 euros más por los complementos.

| Sonia García Edición Valencia

Ser diputado en les Corts Valencianes supone tener ciertos privilegios, impensables para la mayoría de los trabajadores y empresas. Además de su estimable sueldo público, sus señorías engordan la nómina gracias a los gastos de kilometraje que solapan con la indemnización que perciben por lo que se denomina “ejercicio de la función”. Es decir, lo que cobran de por sí por vivir fuera del cap i casal , y que varía en función de la distancia de su domicilio con respecto a Valencia. Existe a este respecto un baremo con tres tramos: menos de 10 Kilómetros a Valencia 312,96 € al mes; entre 10 y 100 Km 626,92 € al mes, y más de 100 Km  938,87 € al mes. 

Unos pluses que, evidentemente, también benefician a aquellos miembros del gobierno valenciano que se vean "obligados" a cambiar de residencia debido a su nombramiento tienen derecho a una indemnización. En el caso de varios consellers que perciben unos 8.925,89 € más en concepto de "indemnización de residencia".

 

Pues bien, por si fuera poco sus señorías también cobran por kilometraje en función de la distancia de sus domicilios a razón de 0,38 €/km que recorren, cantidad nada desdeñable si se tiene en cuenta que en la administración pública a los funcionarios sólo se les paga 0,19 €/km. A estas 'módicas' cantidades no debemos olvidar que hay que añadir lo que se paga a los diputados por tener una plaza de aparcamiento gratuita en el centro histórico de Valencia

De este modo, el parlamento valenciano vienen a pagar dos veces por similar concepto, de ahí que con estos pluses no es de extrañar que muchos de los ilustres diputados, sin duda los más avispados, hagan usos de sus segundas residencias para beneficiarse. 

Así, un diputado del grupo parlamentario Ciudadanos que vive, tal como ha podido comprobar Esdiario en una conocida calle del centro de Valencia, junto a la calle Colón, no tiene su plaza de aparcamiento, pagada por los Cortes, en la inmediaciones de la sede sede dela parlamento como ocurre en la mayoría de los casos, sino en las proximidades de su vivienda habitual.

Dicho diputado cobra por su empadronamiento la friolera de 11.266,43 € anuales adicionales por el “ejercicio de la función” y  no duda además en cobrar kilometrajes que difícilmente efectúa cuando reside habitualmente en Valencia. De esta forma engorda su sueldo en 4000 € anuales.

Un repaso a las agendas y de las recientes nóminas de los diputados resultan del todo curiosa. Hasta 1.000 euros más, en concepto de kilometraje, por asistir a comisiones en solo un mes. Entre los más beneficiados, diputados que no tienen dedicación exclusiva y compaginan su actividad parlamentaria con su trabajo habitual. Por cierto, diputados activos en la asistencia a las comisiones y, en cambio, con notables faltas los días de pleno.

Con respecto a las agendas, se antoja complicado que, en un mismo día y hora, algún diputado pueda  atender "obligaciones" privadas remuneradas (como profesor universitario) y, al mismo tiempo, participe de principio a fin en comisiones en las Cortes por las que cobra el mencionada kilometraje.

Es justo reconocer que no todos los diputados se comportan igual, así Beatriz Gascó de Unidas Podemos, diputada por Alicante ajusta sus kilometrajes al lugar que realmente reside próximo a Valencia.  Vicente Fernández ex de Ciudadanos y diputado por Castellón, empadronado en Alcossebre pero con casa en Valencia, no dudó desde el inicio de la legislatura en renunciar a cobrar por concepto de Kilometraje. Según reconoce a este diario,“ renunció por parecerle una inmoralidad más de quienes se deben al servicio a los ciudadanos y que olvidan por agraciar solo a su bolsillo”.