| 03 de Octubre de 2022 Director Antonio Martín Beaumont

× Home España Medios Investigación Opinión Estilo Chismógrafo Deportes Tecnología Tvcine Economía M. Ambiente ESdiario TV Mundo C. Valenciana Andalucía Suscribirse
María José Catalá y Ximo Puig en la sesión de control
María José Catalá y Ximo Puig en la sesión de control

Catalá a Puig: “quiere ser Juanma Moreno y se le está poniendo cara de Sánchez"

Guerra de cifras en Sanidad, donde la síndic del PPCV destaca que hay 4.000 sanitarios menos que en 2015 y se despidieron en mayo 6.600 y Puig responde que hay un 16% más

| E. M. Edición Valencia

Sesión al control al presidente de la Generalitat, Ximo Puig, con el incendio de Venta del Moro aún caliente -y que ha entrado en el discurso de los portavoces- y con guerra de cifras entre el Botànic y la oposición en temas como Sanidad. La síndic del PPCV, María José Catalá, ha resumido con una contundente frase que “Ximo Puig quiete ser Juanma Moreno y cada vez tiene más cara de Pedro Sánchez”.

La portavoz del PP señala que el verano comienza “sin efectivos para luchar contra el incendio de Venta del Moro, sin efectivos para afrontar la séptima ola y sin medidas para hacer frente a la peor inflación desde 1985” y que “no puede ser que haya pacientes que estén 4 días esperando para ser ingresados en el Hospital General de Valencia, ni que una ciudad como Valencia, con 800.000 habitantes, sólo tenga operativo 1 SAMU con médico”.

El acto de Ximo Puig en Madrid de esta semana, criticado hasta por sus socios en Compromís, ha sido objeto también de debate por la portavoz popular, que ha señalado que “con la que está cayendo en la calle y no se les ocurre otra cosa que ir a Madrid con los altos cargos. Tiene guasa que lo primero que se les ocurre es montar una oficina de la Generalitat en Madrid ¿Pero no era una centrifugadora? Están en sus fiestas y en sus chiringuitos y la gente sin poder comprar fruta y con miedo a enfermar por los hospitales saturados”.

 

Sobre la Sanidad, Catalá ha reprochado a Puig que “hay una bomba de relojería que va a estallar en nuestro sistema de salud en las próximas semanas. No lo han visto venir. No han hecho los deberes” y ha recordado que “en mayo despidieron a 6.600 sanitarios de refuerzo Covid, no presentaron el plan de refuerzo sanitario hasta el 27 de junio porque Puig tenía más la cabeza en lo de Oltra y lo de su hermano que en la sanidad valenciana”. Catalá ha asegurado que en 2015 había más médicos que los que hay ahora en el sistema sanitario valenciano: “hoy hay 4.000 médicos menos que en 2015 con 10.000 millones más de presupuesto”.

La portavoz del PP, sobre el debate de los impuestos, ha recordado que “una cajera de Mercadona en Madrid cobra más que en la Comunitat Valenciana” y que los autónomos lo que quieren “es que le rebajen la presión fiscal, no una paga de 300 euros que se anunció en abril y no se ha puesto en marcha”. Además, ha indicado que “no han eliminado el canon de saneamiento, sino que lo han prorrateado”.

Puig responde con su manual habitual de cifras

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, no se ha salido del guion y ha vuelto a responder con su habitual manual de cifras que suele exhibir en cualquier acto o que ya utilizó en anteriores sesiones de control -con el cuadrito comparativo incluido- como que se van a dar 300 euros para los autónomos compatibles con los 200 euros, se ha rebajado las matrículas universitarias un 25%, hay un 100% de exención de tasas a pescadores, eliminación del canon de saneamiento y que los domingos es gratis el transporte público.

Puig, sobre el incendio de Venta del Moro y la falta de efectivos, ha indicado que “la prioridad es apagar el incendio, no hacer tuits incendiarios”, y ha contradicho las cifras de Sanidad dadas por el PP asegurando que “es falso que haya menos médicos, hay un 16% más y los indicadores son mejores que en 2015”, señalando las cifras de empleo o que hay más becas o ayudas a la dependencia y renta de incusión.

“La respuesta de la Generalitat ante la crisis es el mayor despliegue de ayudas de todas las comunidades y el refuerzo del Estado de Bienestar para proteger la vida de los valencianos y valencianas", ha subrayado Puig, que se ha referido de forma indirecta a la campaña de publicidad que ha iniciado Carlos Mazón con un “se puede gastar todo el dinero que quiera en propaganda, que la realidad no cambiará” y por boca del conseller Arcadi España, que “mejor tener cara de Pedro Sánchez que de Pablo Casado”.