| 22 de Abril de 2024 Director Benjamín López

× Portada España Investigación Opinión Medios Chismógrafo Andalucía Castilla y León Castilla-La Mancha C. Valenciana Economía Deportes Motor Sostenibilidad Estilo esTendencia Salud ESdiario TV Viajar Mundo Suscribirse
Ximo Puig y algunos miembros del ex Govern del Botànic, como la vicepresidenta Aitana Mas, la exconsellera de Agricultura Isaura Navarro durante el pleno constitutivo de ayer en Les Corts - CORTS VALENCIANES
Ximo Puig y algunos miembros del ex Govern del Botànic, como la vicepresidenta Aitana Mas, la exconsellera de Agricultura Isaura Navarro durante el pleno constitutivo de ayer en Les Corts - CORTS VALENCIANES

Del amor al odio: PSPV y Compromís airean sus desavenencias en Twitter

En apenas un mes, lo que parecía un matrimonio ideal en busca del tercer Botànic ha acabado como el 'Ball de Torrent', con cruces directos de acusaciones y reproches entre unos y otros.

| Sergi Tarazona Edición Valencia

Parece mentira que hace un par de meses todo fuera 'idílico' y 'perfecto', entiéndase la ironía, en un Govern del Botànic que encaraba estas elecciones con la esperanza del reeditar lo que sería una tercera legislatura consecutiva. Sin embargo, el 28 de mayo todo cambió y los principales socios, Compromís y PSPV, empezaron a airear sus diferencias, de sobra conocidas entre los que cubren la actualidad de la Generalitat, en público con el reparto de cargos de la Mesa de Les Corts como principal punto de fricción entre lo que hasta los pasados comicios eran el matrimonio perfecto. 

 

 

Si hace una semana, desde Compromís, a través de sus cuentas oficiales y la de algún que otro miembro, atacaban al PSPV por dejarles fuera de La Mesa y pactar con el "Pitjor Govern", presentándose como la única oposición frente al pacto PP-Vox, la jugada 'maestra' ayer de Carlos Mazón, 'nuevo' president de la Generalitat, al ceder un puesto a Compromís en la 'polémica' Mesa ha dejado en fuera de juego a los nacionalistas, generando una sombra de sospecha en los socialistas quienes no han perdido oportunidad de 'atizar', con todo, a los que hace una semana les criticaban por lo mismo. 

 

 

 

 

El mosqueo del PSPV viene después de que el PP haya permitido la entrada, con sus votos, a Compromís, quitándole uno de los dos puestos que ellos esperaban tener para favorecer la 'pluralidad' de opiniones. Los socialistas creen que existe un 'pacto' oculto entre PP y Compromís para que estos últimos pudieran entrar, sin embargo, los nacionalistas niegan saber nada de esto y afirman que les pilló por sorpresa. ¿Qué implica perder un puesto en La Mesa? Básicamente, los socialistas pierden un total de 3 cargos públicos en plena disolución del anterior Gobierno, con una gran cantidad de gente que se va a quedar en la calle una vez entre el nuevo ejecutivo. ¿Por qué tres cargos? A cada persona integrante de La Mesa le corresponden un total de dos asesores.